El caballo negro que nunca llegó

2018-07-10 21:54:54

MONSTRUO. Gregorz Lato, la máxima figura polaca en la historia, escribe una página de oro en los mundiales. (Foto: Especial)

En varios mundiales de pronto aparece una selección que sorprende y derriba los pronósticos. De manera coloquial se les bautiza como caballo negro, aquel por el cual nadie apostaba y ofrece exhibiciones agradables que los convierten en consentidos y favoritos.

Del Mundial de Alemania 1974 todo mundo siempre habla de la revolución de la Naranja Mecánica de Johan Cruyff que protagonizó con la selección de Holanda y, por supuesto, se reconoce al campeón de aquel certamen, que fue Alemania con sus figuras estelares Franz Beckenbauer y Gerd Müller.

A la sombra de dichos equipos estuvo la sorprendente Polonia que no llegó con los reflectores que ya tenía Holanda por su estrella Cruyff, y que se había clasificado tras 36 años de espera a una nueva cita mundialista.

Los polacos habían quedado sembrados en un grupo que estaba en teoría reservado para que Italia (subcampeón de 1970) y Argentina se repartieran el primer y segundo lugar para desplazar a los europeos y al débil Haití.

La sorpresa fue mayúscula cuando aquella selección comenzó su espectáculo y venció 2-1 a Argentina en su debut, para después golear 7-0 a los haitianos, y firmar su pase a la segunda ronda con un triunfo sobre los azzurri por 2-1.

Y mientras el mundo se deslumbraba con Cruyff, Polonia presentaba a cracks como Tomaszewski, Zmuda, Kasperczak, Deyna, Lato, Szarmach y Gadocha.

En la segunda fase que consistía en un formato de dos grupos de cuatro para eliminarse y pasar a la Final, Polonia se cruzó con Suecia, Yugoslavia, pero perdió el juego decisivo con la poderosa escuadra germana de Beckenbauer para conformarse con el partido por el tercer lugar.

Los polacos vencieron al favorito Brasil con todo y Rivelino, Dirceu y Jairzinho, para que Lato se convirtiera en el campeón goleador del torneo.

Ocho años después, parte de la misma generación se instalaron de nuevo en la Semifinal, pero ahí se estrellaron con Italia que ganó por 2-0 para quedarse de nuevo con otro tercer lugar.

Sin embargo, siempre quedó la sensación de que Polonia mereció más de lo que ganó al no alcanzar la meta idealizada.

CIFRAS

  • 7 goles anotó Gregorz Lato para ser campeón goleador en 1974
  • 16 goles en total anotó Polonia en el mundial
  • 3er lugar en el mundial

EL OCASO

Tras jugar el Mundial de España 82, Gregorz Lato fue contratado por el Atlante para jugar las temporadas 82-83, y 83-84, para anotar un total de 15 goles en su estancia en el futbol mexicano

JJ/I

 
Derechos reservados ® ntrguadalajara.com