Delito sin castigo, siembra de drogas

2017-12-29 17:25:13

Táctica. En muchas ocasiones, el crimen organizado paga a gente con formación profesional para hacer incluso mejoramiento genético, asegura especialista. (Foto: Jorge Alberto Mendoza)

Destruyeron agentes militares y policiales casi 11 mil plantíos de droga en Jalisco entre 2013 y 2015, pero sólo capturaron a 15 personas implicadas en esos delitos.

Los datos corresponden a registros del Centro Nacional de Planeación, Análisis e Información para el Combate a la Delincuencia (Cenapi) de la Procuraduría General de la República (PGR) y al Sistema Institucional de Información Estadística (SIIE) de la misma institución.

El dato de detenidos abarca hasta el 31 de octubre.

Las plantaciones de marihuana y amapola han proliferado en la entidad aun cuando existen grupos de policías y soldados dedicados a explorar las escarpadas sierras y las recónditas junglas jaliscienses en busca de esa vegetación cultivada ilegalmente, cultivos que requieren mínimos cuidados según Salvador Mena Munguía, director de la División de Ciencias Agronómicas del Centro Universitario de Ciencias Biológicas y Agropecuarias de Universidad de Guadalajara.

“En algunos lugares, el crimen organizado a lo mejor paga gente con formación profesional para hacer probablemente hasta mejoramiento genético y paquetes tecnológicos de manejo, pero aquí, cuando menos en la región, parece que todo es a cielo abierto y de manera tradicional”.

El impacto en el suelo es mínimo y prácticamente no necesitan rotación de cultivos como las tierras dedicadas a maíz, frijol o cebada; además, el margen de ganancia obtenido por ese tipo de cultivos ilegales es incomparablemente mayor que los legales, enfatizó Mena Munguía.

“Lo que cosechan ellos es follaje, es hasta más amigable con el medio ambiente y con el terreno, el daño principal que hay es que, una vez que se detecta que alguien prestó su terreno para esas cosas, se los quitan”.

Sin embargo, la cantidad de detenidos es ínfima comparada con las millones de plantas incineradas: 10 detenidos hubo en Jalisco en 2012 por siembra, cultivo o cosecha de marihuana, amapola u otros; nueve detenidos en 2013 y seis en 2014; de enero de 2015 a octubre de 2017 ninguna persona fue detenida por esos delitos, según el reporte preliminar del SIIE generado como respuesta a una solicitud de transparencia.

Penas de entre ocho y 16 años de prisión prevé el Código Penal Federal, en el artículo 198, para quienes siembren, cultiven o cosechen marihuana, amapola, hongos alucinógenos u otros vegetales similares con fines de tráfico o presten sus propiedades para ello, aunque la prisión puede ser de uno a seis años si tiene escasa educación y extrema necesidad económica o de dos a ocho años si no lo hace para traficar.

Cosechas de droga y miedo

Fértiles para la producción del limón y el aguacate, las tierras del sur de Jalisco lo son también para las yerbas que interesan a los grupos del crimen organizado, los cuales han extendido su poder a pesar de la presencia militar y policial, consideró Salvador Mena.

“En la parte del sur de Jalisco, allá para el área de Tecalitlán, hay zonas que están controladas por este grupo de gente y cuando alguien va a hacer un trabajo de producción de semilla mejorada de maíz, son amenazados: ‘¿Quién eres, qué andas haciendo, quién te autorizó?’; es complicado para profesionales de la agronomía”.

El catedrático de la Universidad de Guadalajara detalló que no hay redes formales de profesionistas del ramo enfrentar esos riesgos, pero de manera informal se trabaja entre productores, agrónomos y vendedores de insumos para prevenir los levantones y los asaltos, pues las transacciones suelen realizarse con dinero en efectivo.

“Los aguacateros y los limoneros se vieron coaccionados por los grupos delincuenciales y les cobraban cuotas por sacar sus productos y venderlos a otros estados. Es gente de trabajo, gente decente, tenían dos alternativas: o se asociaban con ellos para que los dejaran en paz o se inconformaban para sacar adelante su trabajo; fue lo que hicieron, lo segundo”.

Sin embargo, la mayor cantidad de hallazgos de plantíos ocurrió en Tequila desde 2013: 4 mil 458 sembradíos de marihuana de enero de 2013 al 30 de junio de 2017 contra un total en Jalisco de 10 mil 431, es decir, 42.74 por ciento.

Encabezan la lista, además, Hostotipaquillo con 936, Guadalajara con 833, Ixtlahuacán del Río con 371, Talpa de allende con 371, San Cristóbal de la Barranca con 277, Jilotlán de los Dolores con 272, Guachinango con 267, Etzatlán con 255 y Tecalitlán con 213, según el reporte del SIIE.

Aparecieron en la lista de lugares detectados de siembra de marihuana dos de cada tres municipios Jaliscienses, pues hubo destrucción de esas plantas en 81 de ellos.

También Tequila triunfó en cantidad de predios con amapola destruida alcanzando la cifra de 96, equivalente a 18.3 por ciento de los 524 eventos del quinquenio.

En ese sentido, Jalisco superó a mitad de 2017 la cantidad anual de destrucciones ocurridas desde 2013, pues se realizaron 130 hasta junio, cuando el año de mayor incidencia había sido 2014 con 124 destrucciones.

Junto con Tequila destacaron Tolimán, Guadalajara, Mezquitic, Cuautitlán de García Barragán, Bolaños, Cihuatlán y Talpa de Allende con 18 o más destrucciones; sólo 40 municipios están incluidos en esa lista y 37 lo estuvieron también en el de marihuana.

Los productores de droga deben sortear a las fuerzas de seguridad pública y del orden militar para realizar sus actividades clandestinas e ilegales, pero los productores legales de agroproductos enfrentan cobro de derecho de piso y extorsiones que no se atreven muchas veces a denunciar, lamentó Mena Munguía.

“Si van a exportar un producto tienen que hacer una serie de trámites ante instancias gubernamentales, la mayoría federales, y este tipo de grupos están ligados o involucrados en algunas de las partes y es donde ponen las famosas cuotas: un peso por cada kilo de lo que produces o cosas de ese tipo”.

Drogas sintéticas

El Cártel Jalisco Nueva Generación, principal grupo del narcotráfico en la entidad, ha operado narcolaboratorios dedicados principalmente a la metanfetamina, improvisados en despoblado o en instalaciones con gran tecnología, de los cuales informó PGR que se han desmantelado 59 entre 2013 y el 30 de junio de 2017; sin embargo, no se realizaron detenciones.

En Jilotlán de los Dolores se realizaron 10 aseguramientos de laboratorios para la fabricación de drogas sintéticas en ese período y nueve en Yahualica de González Gallo, que destacó porque en su territorio fueron localizadas seis instalaciones clandestinas de ese tipo durante 2013.

Hubo 28 municipios jaliscienses que aparecieron en la lista proporcionada por PGR sin que predominara alguna región en particular; 22 de ellos habían aparecido en las listas de plantíos.

Concepción de Buenos Aires tuvo tres aseguramientos y misma cantidad en Santa María del Oro y Tecalitlán; en tanto, ocurrieron dos hallazgos de narcolaboratorios en cada uno de los municipios de Ameca, El Limón, Mascota, Tamazula de Gordiano, Tolimán, Tonila, Villa Purificación y Zapotitlán de Vadillo. Juan Levario

15 personas detenidas por este delito entre 2013 y 2015

4 mil 458 sembradíos de marihuana se han encontrado en Tequila de enero de 2013 al 30 de junio de 2017

10 mil 431 sembradíos fueron hallados en todo el estado en el mismo periodo

FV/I

 
Derechos reservados ® ntrguadalajara.com