Cambio de sede favorece a artesanos

Contentos. Los expositores nacionales, y algunos invitados extranjeros, se dice satisfechos del aumento de ventas en la nueva sede de Expo Guadalajara. (Foto: Israel Rodríguez)

La feria de artesanías Tlaqueparte, que para su edición 2018 migró del Centro Cultural El Refugio a los pasillos de Expo Guadalajara, concluyó ayer con resultados alentadores, buenas ventas y una intensa afluencia de visitantes, especialmente en su última jornada.

Desde el viernes y hasta este domingo, el piso de exhibición de Expo Guadalajara fue dividido para tres concentraciones de distintos rubros, entre ellas esta exposición de artesanías, que reunió a más de 100 artesanos procedentes de 25 estados, 20 países y 17 ciudades, quienes ofrecieron una amplia gama de sus productos, desde dulces hasta joyería, ropa, esculturas y textiles, entre otras.

Ayer desde las 12 horas ya se apreciaba una gran afluencia de visitantes, y ese, a decir de los expositores, fue el común de los tres días de feria. “Desde el arranque esto se llenó. Muchas personas vinieron los tres días y la verdad es que nos fue muy bien”, comentó Luis Garnica, expositor de la feria, quien además agradeció el cambio de sede, pues las ventas, dijo, fueron muy buenas, aunque no supo delimitar el porcentaje con relación a la feria celebrada el año pasado en El Refugio, en Tlaquepaque.

Pasillos y stands se mostraban llenos, y conforme pasó el día, cada vez más visitantes se aglutinaban en cada una de las filas de esta exposición. Artesanos de ropa, calzado y joyería de ámbar, así como bisutería de Senegal, fueron los stands más concurridos, sin dejar a un lado las artesanías talladas en madera, procedentes de Guanajuato.

“A diferencia del lugar para el estacionamiento, la verdad es que la feria está muy bien. Vimos más nutrida la gama de artesanías, hubo nuevos expositores que no habíamos visto en otras ocasiones, y está super bien”, comentó Enedina Segura, visitante frecuente de esta feria, la cual visitan desde Aguascalientes.

Así, con ventas superiores a las del año pasado, una nueva sede y gran afluencia, TlaquepArte, cerró ayer una intensa jornada de mejoras tanto para expositores como para visitantes.

JJ/I