Ruegan por ser viudas

Personalidad. El productor Rubén Lara le pidió a Sylvia Pasquel que ofreciera algunas funciones especiales, y una de ellas será en Guadalajara. (Foto: Cuartoscuro)

Aunque todas son de diferentes generaciones y con problemáticas distintas, las une un solo deseo: quieren ser viudas.

La obra de teatro Dios mío hazme viuda, por favor llega a Guadalajara este jueves para demostrar que la mujer sólo desea ser entendida, apoyada y amada, tres requisitos que parece que el hombre no logra brindar.

Sylvia Pasquel, Helena Rojo, Ivonne Montero y Laura Carmine estelarizan la obra, bajo la dirección y adaptación de Abril Mayett y producción de Rubén Lara, donde retratan a cinco mujeres de diferentes edades que viven situaciones diversas en sus etapas de vida, con sus esposos o parejas.

La puesta en escena está basada en el libro de Josefina Vázquez Mota, donde entre risas, el público reflexionará.

Esta obra es teatro en atril, leída, del mismo corte de Los Monólogos de la vagina, y por ello puede tener una variedad de actrices, y el productor Rubén Lara fue como pidió a Sylvia Pasquel que ofreciera algunas funciones especiales, y una de ellas será en Guadalajara.

“Son cinco generaciones de mujeres que hablan del marido, y yo soy la segunda generación. Es un honor poder participar, una vez más, en una obra de puras mujeres, pues yo creo que soy de las actrices que más ha trabajado en obras de puras mujeres desde Mujeres frente al espejo y La suerte de la consorte, hasta Entre mujeres y ahora esta nueva puesta en escena”, comentó Sylvia Pasquel.

“Me gusta mucho la obra, desde el título que sugiere muchas cosas, y cuando la leí me encantó, porque de una manera muy ágil y espontánea, cada generación expone su problemática en la relación al matrimonio y al sexo”, añadió Pasquel.

“Al final del día, una parte muy importante en la relación de una pareja es la sexualidad y conforme pasa el tiempo y se acostumbran a estar juntos, se va perdiendo la comunicación a través de sus cuerpos”.

Admitió que siempre es un agasajo compartir el escenario con mujeres como Helena Rojo e Ivonne Montero, con quien ya trabajó en Tacón dorado y Cada quien su vida.

Tras los cinco fines de semana que estará en Dios mío hazme viuda, por favor, en el Teatro 11 de Julio en la Ciudad de México, Pasquel regresará en septiembre con sus monólogos.

También se hará un espacio para relajarse, descansar y darse tiempo a sí misma.

“No me veo en la necesidad de conseguir un trabajo tras otros, afortunadamente ya puedo darme el lujo de elegir lo que realmente me gusta, y puedo relajarme en casa, hacer ejercicio y disfrutando”.

Pasquel será parte de la siguiente película de Arturo Ripstein, que sólo espera la salida del fideicomiso para iniciar el rodaje.

“Yo no sé cuántas personas puedan dejar el trabajo para cuidarse y yo lo hice, sigo trabajando, hago cosas, tengo planes y proyectos, pero ahora me preocupo más por mí. Encontré una nutrióloga maravillosa que, gracias a ella, que es médico con especialidad en nutriología, estoy vigilada para bajar de peso”.

“Este tratamiento que llevo desde hace un año, es lo que me ha permitido bajar 17 kilo de manera saludable y hago ejercicio, me cuido y eso ha cambiado mucho mi autoestima, mi ánimo. Cambié guardarropa, regalé todos esos blusones feos y ahora elijo ropa más bonita, quiero verme bien”, finalizó.

_____________________

FRASE

“Me gusta mucho la obra, desde el título que sugiere muchas cosas, y cuando la leí me encantó, porque de una manera muy ágil y espontánea, cada generación expone su problemática en la relación al matrimonio y al sexo”
Sylvia Pasquel, actriz

A reír

  • Dios mío, hazme viuda, por favor
  • Mañana
  • Teatro José Pablo Moncayo, en Palcco
  • 19 y 21:30 horas
  • Boletos de $356 a $752

JJ/I