Les queda la nostalgia del anterior

Proceso. Los papás asistentes a los primeros días de apertura del recinto tienen sentimientos encontrados, pero los niños están felices. (Foto: Jorge Alberto Mendoza)

Tras tres días de actividades en el remodelado Globo Museo de la Niñez, los padres de familia son los más afectados por el nuevo concepto pues, dicen, extrañan las viejas salas y actividades; sin embargo, los niños no dejan de disfrutar del lugar.

Con ocho salas temáticas, el impulso de la tecnología, creatividad, reciclaje y la lectura son algunas de las cosas que busca fomentar el lugar. Actualmente y debido a la premura de la apertura, el recinto cuenta con las actividades básicas, pues la construcción aún no termina.

Según señaló Susana del Pilar Flores, esta premura se debe a que se busca que la gente tenga la oportunidad de reconocer y adaptarse a los nuevos espacios y conceptos; sin embargo, a pesar de que la presencia de visitantes ha sido notoria, los padres son los más extrañados con el proceso.

Eva Mendoza, quien junto con sus hijos y sobrinos disfrutaba del área científica, mencionó que el museo es más grande, pero que espera con ansias la apertura total.

“Yo vine al anterior museo como unas seis veces, esta es la primera vez que vengo después de la remodelación. Sí me gustan las salas, pero estoy esperando a que se abran los talleres y las además actividades; además de que les falta mucho material didáctico, eso sí, se ve más limpio y ordenado”, señaló.

Por su parte, Mabel García reconoció sentirse nostálgica al recordar el antiguo lugar, pues mencionó que al no tener aún concluido este nuevo, asegura que le gustaba más el pasado: “Esta más limpio, bonito y ordenado, pero creo que antes había más actividades. Falta verlo ya terminado para poder hacer una comparación”.

Sin embargo, no sólo a los niños se les vio disfrutar del material, pues la señora Maricela Corona, quien trabajaba en un experimento con su hijo, comentó ver todo en buenas condiciones; además de que tiene grandes expectativas del resultado final.

Mientras tanto, a los niños no pereció importarles mucho este cambio, pues de igual forma ellos se dedicaron a jugar y crear con el material.

El museo continuará con su periodo de reconocimiento en el que la entrada es totalmente gratuita para el público, y a partir del 15 de julio se tendrá todo en función.

JJ/I