CUCSH nunca aplicó el protocolo de acoso

SEÑALAN CUMPLIMIENTO. Hubo inversión de 25 millones de pesos federales para impulsar la agenda de género en la UdeG desde 2011 y se firmaron compromisos institucionales. (Foto: Grisel Pajarito)

Un protocolo de acción para prevenir y manejar el acoso sexual en el Centro Universitario de Ciencias Sociales y Humanidades (CUCSH) fue propuesto por académicos y aprobado por autoridades en 2011, sin embargo, nunca se aplicó; siete años más tarde el campus fue escenario de una serie de hostigamientos contra alumnas y maestras que, pese a los reportes, el presunto agresor no fue investigado sino hasta que se dio a conocer en medios el pasado 27 de mayo.

Así lo dio a conocer la diputada federal Candelaria Ochoa Avalos, que en ese entonces dirigía el Centro de Estudios de Género de la casa de estudios; además declaró a este medio que en un periodo de cuatro años en el cargo el gobierno federal destinó 25 millones de pesos para foros, libros, becas y otras actividades dentro de la UdeG de las que se desprendió el protocolo e implicaron compromisos de la universidad hacia la agenda de género, que no se cumplieron.

“En 2011 propusimos un protocolo muy específico contra el acoso y el hostigamiento en el CUCSH y a pesar de que se aprobó en el consejo de centro en agosto de 2011, todavía hoy no hay una sola respuesta en ese sentido. Nunca entró en vigor (…) debe estar en las actas del CUCSH porque se nombró una comisión especial, pero se abandonó porque en realidad la universidad no ha tenido una política que atienda ese tema de manera seria, y eso que tenemos casos de acoso y hostigamiento de manera cotidiana”, declaró en entrevista. 

“Nos dieron 25 millones de pesos en cuatro años y medio y realizamos los dos diagnósticos contra la violencia, el diagnóstico sobre la currícula, tuvimos becas de estudiantes que fueron a encuentros de estudios de género, tuvimos conferencias magistrales en el Paraninfo donde vinieron académicas feministas de todo el mundo (…) y compramos más de 7 millones de pesos en libros, le dimos a la Copladi 5 millones de pesos para que tuviera indicadores por sexo de estudiantes (agraviados), yo cada seis meses rendía informes. Pero es increíble que de esos compromisos que nos hicimos como Universidad de Guadalajara no se estén rindiendo cuentas”.

A raíz de las denuncias públicas contra el ex coordinador de la carrera de Antropología del CUCSH, Horacio “N”, por acoso sexual, la UdeG lo cesó del cargo y anunció el inicio de una consulta pública para la construcción de un protocolo de acción a nivel red universitaria contra el hostigamiento, luego de que el rector, vicerrector y secretario demostraran insensibilidad en dicho caso, de acuerdo con las propias denunciantes y estudiantes que se unieron a la presión social por el caso.

Al respecto, Ochoa Avalos pidió que se tome en cuenta el protocolo del CUCSH donde sí contemplan sanciones para los hostigadores sexuales y se habla de contar con un consejo especializado para atender las denuncias.

____________

FRASES

“Cada centro universitario debe tener una instancia especializada para atender estos casos, lo segundo es que la víctima es víctima hasta que se hagan las investigaciones, porque eso de ‘presunta víctima’ es poner en duda su calidad de agraviada”

“Nosotros en el CUCSH definimos cuál era una agresión leve, moderada y grave y sus respectivas sanciones, todo mundo lo debe tener claro, los agredidos y presuntos agresores”
Candelaria Ochoa Avalos, ex coordinaodora del Centro de Estudios de Género

JJ/I