Piden cancelar concesión de autopista

Revisión. Los quejosos aseguran que el cobro es excesivo por el uso de esta vía. (Foto: Especial)

Que se rescinda la concesión otorgada a la compañía Operadora de Autopistas Sayula, SA de CV, para operar el tramo jalisciense de la carretera Guadalajara-Colima es la petición de un grupo de ciudadanos de Zacoalco de Torres, Ciudad Guzmán, Sayula y Zapotiltic.

Los inconformes hicieron llegar al Legislativo estatal un oficio en el que justifican su solicitud asegurando que la empresa ha incumplido diversos términos como la ampliación de carriles, la duración de la concesión o el pago prometido por las expropiaciones realizadas.

Según el documento enviado por los pobladores, al momento de la expropiación de terrenos ejidales y privados solamente se pagó 15 por ciento del valor de los terrenos, y el resto quedó “en puras promesas”; mientras que en el tramo comprendido de Atenquique al entronque con el aeropuerto de Colima no se completó la prometida ampliación a cuatro carriles, por lo cual el concesionario no puede cobrar por ese tramo.

Otro de los señalamientos es que la concesión, que se otorgó en octubre de 1987, era por 20 años y venció en 2007, por lo cual piden se revise su situación.

Los firmantes del oficio señalaron una constante represión por parte de las autoridades estatales y del Ayuntamiento de Acatlán de Juárez durante protestas que se han realizado en esa vía de comunicación, y piden a la Secretaría General de Gobierno el cese del hostigamiento y la reparación del daño y gastos médicos de los ciudadanos que han resultado lastimados por las agresiones policiacas durante las protestas.

Entre las peticiones también se encuentra la indemnización a los dueños de los predios expropiados en 1984, la participación de representantes ciudadanos en las mesas de trabajo, se giren instrucciones para que no se sancione a quienes evaden el peaje, así como el retiro de fuerza policiaca en las casetas de cobro.

Según los firmantes, la autopista es una de las más caras, por lo que también exigen una revisión de las tarifas “excesivas y abusivas de esta concesionaria”. Actualmente, la carretera se extiende por 148 kilómetros y recorrerla en su totalidad tiene un costo que oscila entre los 144 pesos (para motocicletas) y los 946 pesos (para camiones de carga de entre siete y nueve ejes). Los automóviles cubren una cuota de 290 pesos.

NÚMERO

15 por ciento del valor de los terrenos fue lo que se pagó y el resto quedó en promesas, aseguran

JJ/I