Candidatos, sin idea en cultura y ciencia

(Foto: Jorge Alberto Mendoza)

Como escuetas, incompletas, ilusorias –cuando menos– y en total desconocimiento de la situación actual de los creadores de Jalisco califican expertos las propuestas en materia de ciencia, arte y cultura de los candidatos a la gubernatura de Jalisco.

La doctora en Humanidades y Artes, y catedrática de la Universidad de Guadalajara (UdeG), Pilar Herrera dijo que al leer las propuestas de los candidatos, constata que ninguno tiene precisión acerca de qué hará en materia de cultura y las calificó de inconclusas y sin rumbo.

“No hay ninguna novedad ni proyección”, comentó. “Se carece (en general) de un plan específico y se recurre al trillado discurso sobre educación artística en las escuelas, rehabilitación y reapropiación del espacio público, disminuir la burocracia, entre otros temas generales. No existe realmente una propuesta y mucho menos un plan. Si bien algunos señalan como política cultural el discurso de antaño en que prometen que elevarán el presupuesto destinado a ciencia y cultura, pero no señalan para qué lo aumentarán o cómo le harán para lograr tal incremento. Hablar de destinar presupuesto no es hablar de proyecto”.

Por su parte Dolores Díaz, maestra en Gestión y Desarrollo Cultural por la UdeG, admitió que no hay un conocimiento de parte de los candidatos de las demandas reales e imperantes de la comunidad cultural y necesidades básicas, como reglamentar y homologar la Ley de Fomento a la Cultura del Estado de Jalisco con la federal y hacer un pendiente que va arrastrando en la Secretaría de Cultura durante varios sexenios: el padrón de artistas, creadores y gestores del estado.

“Es el discurso de siempre: claro que todos queremos más presupuesto a la cultura, pero nadie tiene un plan de en qué se va a invertir”, dijo.

“No tiene caso que se prometan incrementos en el presupuesto si a nivel municipal es evidente que se favorece a un cierto grupo de artistas o a ciertas disciplinas, sobre todo plásticas, por ejemplo”.

Afirmó que para una propuesta cultural sería necesario no sólo conocer la historia de las políticas culturales del país, por ejemplo, con respecto a los apoyos y becas que se dan a nivel nacional y calificó las propuestas de poco claras e incluso paternalistas.

“Para muchos puede parecer que la cultura y las artes no son temas prioritarios ante la violencia, la seguridad, la desigualdad o la salud, pero eso sólo denota ignorancia, está comprobado que la cultura como motor de desarrollo ha cambiado la situación de crisis de otras ciudades y países y que no se considere es realmente preocupante”, apuntó Ortiz.

Sin una posición congruente

El doctor en Antropología José Luis Mariscal Orozco, especializado en políticas culturales, dijo que le llama la atención de que ninguno, excepto Enrique Alfaro, siquiera menciona en sus propuestas a la cultura.

“Se nota claramente que no hay una posición congruente… no hay nada nuevo bajo el Sol, hay poco contexto y conocimiento del campo cultural actual. Creo que el más perdido es el candidato priísta. Comprendo y entiendo, aunque lo lamento, que los candidatos no tengan mucha idea de esto, pero me preocupa que ni siquiera se hayan rodeado de un equipo para hacer un plan”.

Orozco sugiere que cualquier propuesta tiene que considerar a la comunidad cultural y sobreponer el apoyo a las expresiones culturales que propician la comunidad en los pueblos y barrios antes que grandes festivales que cuestan millones como un espectáculo y no en el fomento a la cultura y la educación, como pregonan los candidatos: “Debe dejar de verse la cultura como un objeto, como un adorno, como algo que se tiene o no”.

Critican propuesta de Alfaro

Los tres investigadores consultados estuvieron de acuerdo en que la propuesta de Enrique Alfaro de “dejar de lado la figura de secretaría para crear un sistema o gabinete cultural” no es congruente con la política nacional.

“La figura jurídica de secretaría, ministerio, instituto, sistema o gabinete, que difieren unas de otras, no garantiza que se tendrá un plan de trabajo para el desarrollo cultural democrático e incluyente”, dijo la doctora Herrera.

Orozco comentó que según la experiencia del país eso “no sirve para nada pese a las buenas intenciones”, dijo. “Sirve más para poco a poco hacerse menos responsable de las gestiones culturales”.

La reforma a la ley de cultura y a la procuración de recursos para la creación, la innovación y la tecnología, la inclusión de las culturas populares y las indígenas y la reestructura de organismos como el Consejo Estatal para la Cultura y las Artes fueron los temas más ignorados por los candidatos, según los expertos.

“El sexenio 18-24 debe estar encaminado al logro de los objetivos de la agenda 2030 de Naciones Unidas, en la cual se contempla, entre otros, el objetivo de poner al hombre en el centro del desarrollo desde una postura sostenible. Sin embargo, ninguno de los candidatos hace mención alguna de la agenda. Es decir, ninguno pone en el centro del debate la dimensión cultural del desarrollo humano y no sólo en lo económico”, comentó Herrera.

“Es muy importante que se tome en cuenta que el derecho a la cultura que algunos señalan en su discurso va más allá de disponibilidad, sino que implica la accesibilidad, idoneidad, adaptabilidad, etcétera… Es decir facilitar todos los medios para que las personas con discapacidades tengan las mismas oportunidades de acceso que cualquier otro ciudadano”, finalizó Herrera.

 

_______________________

Frases expertos

“No existe realmente una propuesta y mucho menos un plan. Si bien algunos señalan como política cultural el discurso de antaño en que prometen que elevarán el presupuesto destinado a ciencia y cultura, pero no señalan para qué lo aumentarán o cómo le harán para lograr tal incremento”
Pilar Herrera, doctora en Humanidades y Artes catedrática de la UdeG

“No tiene caso que se prometan incrementos en el presupuesto si a nivel municipal es evidente que se favorece a un cierto grupo de artistas o a ciertas disciplinas, sobre todo plásticas, por ejemplo”
Dolores Díaz, maestra en Gestión y Desarrollo Cultural por la UdeG

“Comprendo y entiendo, aunque lo lamento, que los candidatos no tengan mucha idea de esto, pero me preocupa que ni siquiera se hayan rodeado de un equipo para hacer un plan”
José Luis Mariscal Orozco, doctor en Antropología

JJ/I