Rusia golea a Egipto

(Foto: FIFA)

Rusia, como selección anfitriona se sentía con la obligación de garantizar su pase a la segunda fase. Y no defraudaron al vencer 3-1 a Egipto.

Y desde el inicio del partido mandó el mensaje a Egipto para dejarle en claro que la casa manda. Pero contrario a su primer partido ante Arabia Saudita no encontró las mismas facilidades.

Los Faraones, pese a que habían perdido en el último segundo ante Uruguay no habían ofrecido una mala exhibición.

Así, ambas selecciones estaban obligadas a ganar, una por ser el país sede, y la otra porque después de 28 años de ausencia en un mundial no deseaba despedirse tan pronto.

El técnico de los egipcios, Héctor Cuper no esperó más para saber si su estrella Mohamed Salah ya estaba recuperado al 100 por ciento luego de su lesión en el hombro.

El volante ofensivo del Liverpool se notó inseguro para irse al ataque o para ir con más decisión a un balón dividido.

Y así, mientras Egipto esperaba una genialidad de Salah, Rusia generaba más peligro y hacía acto de presencia con llegadas claras desde los primeros minutos apostando por sus jugadores más corpulentos y potentes. Así fue como Ignasevich remató de cabeza, Zobnin disparó fuera del área, y Sherysev también lo intentó. Pero Egipto también reaccionó con algunos arribos discretos, y al 43’ con una media vuelta de Salah.

Sin embargo, en la segunda parte Rusia aprovechó 15 minutos de descontrol de su adversario y le anotó tres goles que lo dejaron herido de muerte.

Al 47´ un autogol de Fathi, quien intentó interceptar un mal servicio de Zobnin dirigió el balón a su portería.

Al 55’ un centro al área de Fernandes fue capturado por Cheryzev, quien cerró la pinza para el 2-0.

Vendría el 62´ con una buena recepción con el pecho de Dzyuba para darse la media vuelta y disparar directo a las redes y registrar el 3-0.

Egipto no se rindió y provocó un penalti que ejecutó perfecto Salah al 72´ para intentar la hazaña del empate en 18 minutos más lo que agregara el árbitro, pero el tiempo ya no le alcanzó.

Rusia, prácticamente ya clasificó, y Egipto se despide de la copa del mundo.

EH