Guerra comercial

El viernes pasado, Donald Trump anunció la imposición de aranceles a las importaciones chinas por un monto aproximado de 50 mil millones de dólares (mmdd). Según Trump dicha medida fue impuesta para evitar transferencias injustas de tecnología y de propiedad intelectual. Sin embargo, lo que realmente se pretende es reducir el déficit comercial por 376 mmd que tiene EU con China.

El anuncio estadounidense ha causado enojo en China. Este enojo se justifica porque los aranceles gravan productos de alta tecnología promovidos por el programa Hecho en China 2025. Se dice que dichos productos fueron gravados para cambiar las políticas de transferencia tecnológica y de subsidios de China. Por estas razones, los chinos consideran que los aranceles son un instrumento para frenar su desarrollo económico.

En mi opinión, los aranceles no tendrán éxito para reducir el déficit comercial estadounidense ni para cambiar las políticas chinas. Esto ocurrirá porque el déficit tiene su origen en el mal manejo interno de la economía norteamericana. Además, debe recordarse que la estrategia de crecimiento de largo plazo de China se sustenta en que pueda progresar tecnológicamente. Por tanto, China, no tendrá ningún incentivo para cambiar sus políticas.

A nivel internacional, el anuncio ha causado preocupación porque Estados Unidos y China son muy importantes en la economía global. De hecho, muchos países temen que habrá presiones inflacionarias como consecuencia de los aranceles estadounidenses. Asimismo ya hay quienes han señalado que los aranceles generarán pérdidas para los países que participen en las cadenas de producción y distribución de EU y China.

Evidentemente, México no puede ser ajeno a la situación entre EU y China. México está muy vinculado comercialmente a ambos países. Por esta razón, es muy posible que pronto se manifiesten aquí los efectos de las disputas comerciales entre ambos países. Así, en el muy corto plazo, podría haber anuncios con respecto al TLCAN, tasas de interés al alza y una volatilidad cambiaria alta.

 Sin lugar a dudas, la situación internacional y las elecciones nacionales auguran que hará un panorama complicado para la economía mexicana.  

starp2000@yahoo.com

JJ/I