Solicitan a Sanefro atención en filtros

Quejas. Pacientes aseguran que han recibido malos tratos en el lugar. (Foto: Jorge Alberto Mendoza)

Pacientes que son atendidos en la unidad Servicios Integrales de Nefrología (Sanefro) pidieron ayer a la compañía poner mayor atención en uso y reúso de los filtros que llevan las máquinas utilizadas para la hemodiálisis, aunque el gerente de operaciones del sitio explicó que esta queja podría tratarse de una falta de comunicación sobre cómo funciona dicho procedimiento.

Los reclamos se hicieron presentes también el 12 de junio, cuando integrantes del Movimiento 19 de Abril de Pensionados y Jubilados del Instituto de Pensiones del Estado de Jalisco (Ipejal) se manifestaron afuera de la clínica situada sobre la avenida Venezuela para exigir un trato digno tanto para los pensionados como los pacientes en general.

Uno de los puntos que plantearon fue que el personal encargado de cambiar los filtros que llevan las máquinas no lo hacían y se reutilizaban por varias ocasiones, cuando el tratamiento establecía que éste debería ser reemplazado cada vez que el paciente tuvieran una sesión.

Ayer, la clínica invitó a este medio a realizar un recorrido por sus instalaciones y seleccionó a dos pacientes y al familiar de una persona que recibe tratamiento en dicha unidad; justo este último hizo la petición a Sanefro para que fueran más observadores en el tema de los filtros.

“Poner atención en los filtros famosos, pero tengo entendido que hay desechables, hay otros compañeros que dicen que cada vez que viene es un filtro diferente”, expuso Felipe Díaz Sánchez, esposo de una mujer que es atendida en dicha clínica desde 2014.

Álvaro García de Alba, gerente de operaciones de Sanefro, detalló que esta situación podría tratarse de falta de comunicación directa con los pacientes y sus familiares, quienes no saben que un filtro puede reusarse hasta por 12 sesiones de hemodiálisis.

“La norma oficial mexicana marca que un filtro puede estar de reúso cuando el paciente firma su consentimiento, que son básicos: reúsas o no reúsas, si tú no reúsas puede ser por contrato o por convicción propia; hay contratos que sí lo permiten y otros que no”, detalló García de Alba.

En el caso específico del contrato que tienen con Ipejal, se establece que no se permite el reúso de los mismos, por lo que se tienen que desechar a la basura después de su utilización.

Sin embargo, el gerente también aceptó que puede haber ocasiones en que se usa un mismo filtro para un solo paciente, proceso que es de riguroso cuidado para evitar que éste lo utilice alguna otra persona, ya que podría presentarse alguna alergia leve o severa.

En el caso de estos filtros que son reutilizados llevan etiquetas, y cada vez que son lavados se coloca una nueva, sin retirar con la que ya contaba para tener un mejor control de las veces que ha sido usado.

De acuerdo con García de Alba, un solo filtro puede usarse de mes a mes y medio, ya que lo que se tiene que reactivar es un químico que éste lleva y que permite absorber las toxinas, minerales o sales durante el proceso de la hemodiálisis.

Otro de los señalamientos que hicieron los pensionados y jubilados que reciben atención en dicha clínica es que hay una rotación constante de personal, tanto de enfermeras y enfermeros como de médicos, lo cual también confirmó María José González, quien desde hace cuatro años acude a Sanefro.

Dijo que lo único malo de esta rotación es que cuando una enfermera ya sabe cómo conectarla a la máquina, hay que enseñarle al nuevo cómo es mejor de acuerdo con sus condiciones, y en el caso del médico, también dijo que es cuestión de conocerlo y que ellos conozcan al paciente.

NÚMERO

123 máquinas para hemodiálisis tiene la clínica

JJ/I