Verano de talleres en ESARQ

ACTIVIDADES. Los alumnos ya finalizaron su ciclo escolar, sin embargo algunos de ellos aún se encuentran en cursos de verano en el plantel. (Foto: Jorge Alberto Mendoza)

Es temporada de vacaciones para los alumnos de la Escuela Superior de Arquitectura (ESARQ), por lo que sus instalaciones se inundan por la soledad; sin embargo, debido a los talleres que se ofrecen en esta época aún queda una que otra alma enfocada en el estudio.

Desde la puerta de entrada las vacaciones se sienten pues no hay más ruido que el teclear de los trabajadores administrativos que se tiene en la pequeña y cómoda sala de espera, la cual lleva a un pasillo que conecta a los salones del primer piso y al jardín que se tiene al frente.

En las paredes del pasillo sobresalen algunos de los trabajos de los alumnos, cada uno con temática distinta y que marca las características de sus creadores.

En el jardín, en las mesas no hay más que algunos de los maestros que trabajan en sus computadoras; las instalaciones se han vuelto lideradas por ellos pues los alumnos desaparecieron por al menos dos meses.

Algunas esculturas de figuras geométricas hechas de diferentes materiales adornan el verde pasto del jardín que a pesar de la lluvia de la noche, siguen con su esencia.

Por otro lado en los salones del fondo, el ruido de una voz atrae a cualquiera pues sale del inmenso silencio; aquí es donde un pequeño taller conformado por alrededor siete alumnos y tres maestros tiene avance. Al fondo del salón hay tres maquetas de edificios hechas de cartón; en el pizarrón no hay más que números y formas que ejemplifican a los estudiantes la actividad que deben de hacer al regresar de un pequeño descanso.

En la parte superior de la antigua casa hay otros salones más; sin embargo, la única parte que actualmente se mantiene en uso es la del personal administrativo, quienes trabajan en silencio en sus oficinas, al igual que en la parte baja donde se tienen algunas de las bodegas.

Además, en esta planta las paredes están repletas de trabajos de varias técnicas, los cuales forman parte de una importante exposición que está a días de terminar.

En los salones que se tienen a las afueras se encuentra el de artes visuales, una de las áreas más singulares de la institución, pues los alumnos la han hecho suya con sus toques de diseño, dibujos en acuarela en varios formatos y otros plasmados con plumón en una de las paredes son parte de la marca del aula.

A un lado está el taller de carpintería donde uno de los maestros diseña algunos marcos de madera para utilizar con algunos trabajos finales.

A pesar de la ausencia de los alumnos las instalaciones preservan la esencia de los mismos, quienes han dejado su sello en cada lugar.

PRONTO REGRESO. La mayoría del plantel permanece sin uso aunque la esencia de sus estudiantes permanece en cada aula.
___________________

HISTORIA

La Escuela Superior de Arquitectura (ESARQ) fue fundada en 1999, siendo la única institución educativa especializada en la enseñanza de la arquitectura en Guadalajara. Fue creada por un grupo de profesionistas y docentes con la finalidad de promover toda clase de actividades educacionales, de investigación científica y de difusión de la cultura en el Estado de Jalisco, especialmente en el campo de la arquitectura.

Actualmente ofrecen un programa académico innovador que fomenta en cada estudiante el libre ejercicio de la acción y la responsabilidad, a través de grupos reducidos, lo que nos permite crear un vínculo de alta calidad humana con cada uno de los alumnos.

Su planta de profesores da vital importancia al aspecto práctico y dinámico de las clases, talleres y visitas. Sus estudiantes se desenvuelven en un ambiente flexible, amistoso y libre, con el potencial de desarrollar sus trabajos y propuestas sin límites.

JJ/I