Uñas largas y venenosas

Bad witch

 

Nine Inch Nails

Después de escuchar Bad witch no se puede permanecer quieto, impasible e imperturbable. Nine Inch Nails plantea una poderosa crítica al mundo de hoy, donde a muchos –sobre todo políticos– el espejo les miente (Shit mirror). Se habla de indolencia y la comodidad de, por ejemplo, votar a un presidente ignorante y que todo lo destruye como Trump (Ahead of ourselves), mientras que God break down the door asesta un golpe a la religión, pero sobre todo a dejar todo en manos de lo divino. Alucinante intervención de saxofones en Play the goddamned part y Over and out es enorme. #LoMejorDelAño

CALIFICACIÓN: SUBE EL VOLUMEN

Me fui a volver

Sofía Macchi

Hay una virtud en el trabajo de Sofía Macchi, es impredecible. Puede hablar de tolerancia y reconciliación (Eres tú) o lanzarse al vacío con una letra dramática acompañada de instrumentación big band (Desilusión) o bañar los oídos de color con aire country (Café para dos) con una letra que responde con violencia al desamor, incluso ponerte a bailar (Niña de las estrellas). La versatilidad vocal de Sofía obliga a atención, a despejar los poros, a dejarse arrastrar por la ternura más violenta y la agresividad más sutil. #VolverásAElla

CALIFICACIÓN: SUBE EL VOLUMEN

Expectations

Bebe Rexha

Físicamente Bebe Rexha se sale del molde de artista pop, sus letras también, hablan de manera más descarnada y honesta del mundo que le tocó vivir. Destaca la historia de amor autodestructiva plasmada en Shining star, canta sobre la autoestima en Ferrari, cerca del reguetón hace Self control, un tema sobre amores adictivos y defiende la tristeza como estado para pensar en uno mismo (Sad). Hay muchas instrumentaciones hip hop, pero Rexha canta, pero deja la sensación de que le falta personalidad y desarrollar un estilo. Se escucha bien, pero tampoco es la bomba. #BebitaApenas

CALIFICACIÓN: MODERE SU CONSUMO

SENCILLOS

Come on to me/ I don’t know

Paul McCartney

Aunque no seas fan de The Beatles, I don’t know te puede arrollar si te encuentras en un momento donde no sabes cuál es tu papel en el mundo y te cuestionas a qué viniste, pero invita a reflexionar y actuar, es un tema nostálgico. Por su parte Come on to me tiene una musicalidad vibrante, los coros, la aparición del bajo, el piano incesante, los metales, remiten al sonido beatle, pero con un aire fresco que da cuenta de la genialidad que McCartney logra materializar. No juega a sonar joven, responde a su experiencia, conmueve. #LlámenleSirPaul

CALIFICACIÓN: SUBE EL VOLUMEN

Mato por ti

Hispana

Ésta es un rap sobre el amor que se defiende a capa y espada. A fuerza de palabras, Hispana plantea una apasionada manera de comprometerse con otro al grado de la obsesión y la psicopatía, pero a la vez se sorprende de tener ese sentimiento. Con bases más sencillas, un ritmo semilento, sin lenguaje explícito, un video donde se muestra más glamurosa, la rapera jalisciense nos adelanta que está en la víspera de una nueva etapa que se antoja como un salto cuántico, la esperamos, lo deseamos, se merece lo que sea. #LenguaConVeneno

CALIFICACIÓN: SUBE EL VOLUMEN

@WhoIsFranco

fv/i