INICIO > ZMG
A-  | A  | A+

Cambian encuestas por guía espiritual

SÍ PUEDEN. Mientras las publicaciones no se inclinen en pro de un candidato, la Iglesia católica no está impedida de realizar este tipo de ejercicios, admiten autoridades. (Foto: Alfonso Hernández)

El Semanario, medio de comunicación oficial de la Iglesia católica de la Arquidiócesis de Guadalajara, publicó en sus ediciones del 4 y 11 de febrero encuestas sobre la intención del voto en Jalisco. El pago de los estudios fue mediante “publicidad en convenio”, según reportes entregados por la empresa responsable al Instituto Nacional Electoral (INE).

La encuestadora Polymetrix invirtió 32 mil pesos en un ejercicio y 56 mil pesos en otro, aunque el costo comercial “es de 80 a 180 mil pesos” en el primer caso y “200 a 280 mil pesos”, se lee en el informe.

Los resultados de las mediciones de la contienda presidencial y por la gubernatura se publicaron en portadas de El Semanario con los títulos Encabeza AMLO preferencia electoral en Jalisco, en la edición del 4 de febrero, y Aventaja Alfaro preferencias electorales en Jalisco, el 11 del mismo mes.

La legislación no prohíbe expresamente a medios de comunicación de la iglesia este tipo de ejercicios, por lo que la Arquidiócesis de Guadalajara, a través de El Semanario, le entró a las mediciones electorales y con ello a la polémica.

 

Publicidad y cursos

En entrevistas por separado, representantes de la Iglesia católica y de la casa encuestadora explicaron que el trato comercial fue de publicidad implícita, sin anuncios, desplegados ni otro tipo de llamados. También hablaron de cursos, aunque difirieron sobre los mismos.

“No nos costó desembolsar nada económicamente. Nosotros, desde lo que sabemos hacer, desde lo que podemos hacer, damos alguna capacitación en el orden espiritual, moral y de valores para su personal; también, si necesitan impresos, los llevamos a cabo, y ellos participan con ese acuerdo elaborando encuestas”, refirió el director de ArquiMedios, Antonio Gutiérrez Montaño, quien no dio detalles sobre el número de cursos o impresiones acordadas, argumentando que se trata de información administrativa interna.

“Más que cursos, es una relación de platicar de lo que hacen ellos y lo que hacemos nosotros. Los cursos a los que se refiere el padre Toño, creo que ahí hay una confusión, es que generan conciencia cívica de la importancia de acudir a votar. A los feligreses se les platica qué es la votación, por qué es importante ir a votar (...) eso sí, sin definir por quién van a votar, sin tomar postura”, señaló el director de la empresa Polymetrix, Jorge Alberto Godínez García, quien agregó que no fue necesario hacer un balance de cobro entre el costo de producción y el valor comercial de las encuestas porque obtuvieron la exposición mediática que no habían conseguido en años.

La relación entre las partes fue previa a la publicación de las encuestas electorales. El sacerdote estimó alrededor de tres años. El empresario calculó menos de un año. Los trabajos que antecedieron fueron sobre la Navidad, adicciones, familia y otros temas; todas han sido de intercambio publicitario, sin dinero de por medio, coincidieron.

El Semanario no tiene antecedentes similares con otras encuestadoras. Si alguna empresa buscara un trato parecido, “pues ya veríamos, lo analizaríamos”, comentó Gutiérrez Montaño.

Tampoco Polymetrix hizo algo similar con otros entes, lo más parecido han sido ruedas de prensa o foros donde se revelan datos de encuestas propias como una forma de darse a conocer.

Aunque Godínez García tiene injerencia en Quadratín Jalisco, junto con otros socios que invirtieron en la franquicia, optó por publicar las encuestas en El Semanario previendo el boom mediático.

El empresario está considerando dejar su inversión en medios de comunicación “porque francamente nos fue muy mal, quisimos invertirle, quisimos impulsarlo, pero fue un mal negocio”. Su apuesta seguirá con la casa encuestadora que encabeza.

Por su parte, el padre Toño, quien tiene 21 años en El Semanario, informó que seguirá impulsando la publicación de temas políticos, pero ya no de mediciones respecto a las preferencias electorales, al menos no en este proceso.

En publicaciones recientes se han abordado propuestas y entrevistas con los candidatos respecto a los temas de jóvenes y familia, educación en los hijos, seguridad, migrantes y trabajo social, enlistó el prelado. No se pretende incidir en el voto, sino informar a los feligreses sobre la oferta electoral e incentivar la participación ciudadana en los comicios del próximo 1 de julio, aseveró el sacerdote.

La polémica del ejercicio

Por la publicación de las encuestas, el sacerdote responsable de El Semanario, Antonio Gutiérrez Montaño, recibió una llamada desde la Secretaría de Gobernación (Segob) para saber si tenían el visto bueno del Instituto Nacional Electoral (INE) y el Instituto Electoral y de Participación Ciudadana (IEPC).

El responsable del periódico oficial de la Arquidiócesis tapatía remembró: “Hubo muchas críticas, muchas observaciones, algunos se escandalizaron, creo yo más por dos cosas: a lo mejor porque no resultaba ganador el que pretendían, pero nosotros decíamos ‘bueno, es lo que opina la gente’; y por otra parte se sorprendían porque no comulgaban con las ideas de los ganadores, o sea, no sólo era el personaje, sino lo que representaba; y también hubo críticas porque decían que El Semanario, periódico de la iglesia, no está para eso, pero nosotros quisimos hacer un ejercicio periodístico”.

El empresario presumió: “La gente se enteró que existían El Semanario y Polymetrix. Nosotros en 2012, una semana antes de las elecciones presidenciales, tuvimos los resultados más acertados y no pasó absolutamente nada. Ya ahora saben que existimos. Además, hicimos noticia de interés para la sociedad sobre el panorama electoral en Jalisco”.

En El Semanario aumentó el número de visitas a sus plataformas en Internet, pero el tiraje impreso siguió igual. El sacerdote insistió en que todos ganaron. Sobre el contraste entre sus similares en otras partes del país, dijo: “No se habían animado o interesado en hacer este tipo de ejercicios, nosotros sí lo quisimos hacer”.

Por su parte, el director de Polymetrix, Jorge Alberto Godínez García, dijo que su cartera de clientes sigue igual que antes, aunque reconoció: “Lo electoral es la parte mediática, no es en sí nuestro negocio, es una forma que empleamos para decir: ‘acá estamos, existimos’, pero podemos hacer otras cosas”. Tan es así que con el Instituto de Movilidad y Transporte de Jalisco (IMTJ), con el Consejo Estatal Contra las Adicciones en Jalisco  (CECAJ) y gobiernos municipales han realizado mediciones previas a través de diversos contratos.

De la polémica generada, comentó: “Estas elecciones, estas campañas, habían sido muy estáticas, muy aburridas; eso le puso una emoción e hizo que el interés de la gente creciera hacia las elecciones y todos queremos un México mejor, queremos que la gente participe”. Martha Hernández Fuentes

“(El ejercicio de las encuestas) no nos costó desembolsar nada”
Antonio Gutiérrez Montaño, director de ArquiMedios

“Lo electoral es la parte mediática, no es en sí nuestro negocio, es una forma que empleamos para decir: ‘acá estamos, existimos’”
Jorge Alberto Godínez García, director de Polymetrix

fv/i