INICIO > OPINION
A-  | A  | A+

Deporte fallido

En un par de meses estaremos estrenando presidente de la República en México, y unos meses antes iniciaremos nuevo ciclo olímpico con los Juegos Centroamericanos y del Caribe (JCC) Barranquilla 2018.

El primer acontecimiento sin duda alguna marcará un antes y después de nuestro querido México y el segundo evento (que es nuestro mundito del deporte) sólo marcará a los actores–deportistas de dicha contienda deportiva, porque es el inicio (o final) para algunos de esos deportistas.

Nuevo presidente, cuarta transformación, gusto por el béisbol y sus principios no negociables: no mentir, no robar, no traicionar, pero y esto, ¿se aplicará a la Cultura Física y Deportes (CFD)?

Fuimos sede, organizamos y participamos en los primeros JCC, en octubre de 1926, cuando era presidente Plutarco Elías Calles, patrono de los juegos. Han pasado 92 años y hemos sido cuatro veces sede en este evento, tres veces en Juegos Panamericanos y una vez en Juegos Olímpicos. Y de campeonatos mundiales en los diversos deportes ni que decir y, de cursos, cursitos y cursados en CFD cientos de veces en todo México.

A principios de la década de 1920 se creó de manera transitoria la Asociación Olímpica Mexicana para dar paso posteriormente al Comité Olímpico Mexicano (COM) y desarrollar mediante dicha institución el llamado deporte de la familia olímpica.

El gobierno mexicano viendo el desarrollo del llamado deporte por dicha institución independiente, no lo pensó dos veces y a partir de la creación de la Secretaría de Educación Pública (SEP) se creó el área de Educación Física y como una forma de contrapeso crean la Confederación Deportiva Mexicana (Codeme) en el año de 1933.

Ya entre 1940 y a finales de 1980 nacieron, crecieron, no se reprodujeron y murieron media docena de instituciones afines y por lo general antagónicas entre el llamado deporte de estado y el deporte privado, éste último promovido y amparado por los círculos–aros–olímpicos. Hasta que aparece la Comisión Nacional de Cultura Física y Deporte (Conade) en 1988, que ha sido la institución más estable y duradera desde el triunfo revolucionario en el siglo pasado.

Pero esta no ha sido capaz de unir y poner orden en el fallido modelo de la CFD de México, porque los tres principios no negociables del presidente electo de México (no mentir, no robar, no traicionar) son el pan nuestro de cada día y parte de lo cotidiano en el campo y/o terreno deportivo, y seis años son pocos para cambiar una falla de casi un siglo.

gustavonunom@gmx.com

JJ/I