Croacia remonta y se instala en la Final de Rusia 2018

(Foto: FIFA)

Los cuentos de hadas existen en el futbol. Aunque la calidad estaba de manifiesto en su plantel, era difícil imaginar a Croacia en la Final de Rusia 2018. Pero el balón tiene la última palabra, pues favorece al que lo trata mejor y al que tiene mayor ambición, virtudes que mostraron los balcánicos para vencer 2-1 a Inglaterra en una Semifinal de alarido en el Estadio Luznhiki de Moscú.

Pese a verse abajo en el marcador los croatas llevaron el partido a los tiempos suplementarios gracias al gol de Ivan Perisic, pero fue Mario Mandzukic el héroe que anotó el tanto definitivo con tintes de final.

Las jugadas a balón parado son el gran aliado de los ingleses, así que sacaron provecho a esta situación en el arranque del duelo, pues apenas al 5’, Kieran Trippier ejecutó con determinación un tiro libre que mandó el balón directo a las redes croatas para el 0-1.

El júbilo se desató en el seno inglés y las caras largas aparecieron en el lado balcánico. Lejos de reaccionar, los croatas mostraron una fragilidad defensiva atípica en suelo ruso durante todo el primer tiempo, pero Inglaterra no aprovechó a pesar de que tuvo algunas oportunidades claras.

Al descanso, Inglaterra acariciaba una nueva Final con polémica incluida por un penal que no marcó el silbante Cuneyt Cakir por un empujón de Harry Maguire sobre Dejan Lovren al 45’.

El segundo tiempo fue a la inversa, pues Croacia dominó, obtuvo recompensa e incluso se quedó corto. Ivan Perisic empató los cartones al 68’ extendiendo la pierna izquierda para conectar el balón tras un centro preciso de Sime Vrsaljko por derecha.

Con el 1-1 los balcánicos se fueron con todo al ataque, pero no pudieron tomar la ventaja a pesar de que el mismo Perisic estuvo cerca cuando reventó el poste izquierdo con un tiro cruzado. El juego se volvió intenso, el gol no llegó y la prórroga se adueñó de Moscú.

El drama en este periodo de desempate siempre está incluido. Primero, Los Tres Leones se quedaron cerca con un remate de John Stones que Vrsaljko sacó de la línea de gol, mientras que Jordan Pickford le atajó un remate sólido a Mandzukic. No obstante, al 109’ el ariete croata le ganó la espalda a los zagueros ingleses para quedar franco ante el guardameta y con ello definir con un tiro cruzado para el 2-1 final.

Croacia ya hizo historia, pues accedió a su primera Final de copa del mundo, pero ahora se verá las caras con Francia, rival al que tendrá que superar para tocar la gloria que pocos han tenido en sus manos: el título.

EH