Quinto Patio

Ni la contratación de una empresa que les ayude a limpiar las irregularidades que ha encontrado la Auditoría Superior de la Federación en Jalisco ha sido suficiente, pues en el Seguro Popular hay acumulados, de 2012 a 2017, más de 3 mil 278.5 millones de pesos en irregularidades que no han podido ser solventadas. Y no es difícil saber quién es el principal responsable, pues de ese monto, 3 mil 171.3 son hasta 2016.

Así es, atinó. Es Antonio Cruces Mada. Los datos aparecen en el primer reporte entregado por el órgano de fiscalización federal a la Cámara de Diputados en el que se revisaron seis fondos o programas federales, en los que Jalisco acumula de 2012 a la fecha más de 4 mil 871 millones de pesos en irregularidades. Por eso, si su amigo el gobernador Aristóteles Sandoval Díaz no quiere irse por la puerta de atrás, más le vale que en su equipo cada responsable asuma lo que le toca. Porque la cuenta regresiva para que lleguen los naranjas ya empezó.

***

La forma de trabajar del Instituto Electoral y de Participación Ciudadana (IEPC) no agradó ni al PAN ni al PRI, y tienen sus argumentos. Tanto el panista Miguel Ángel Martínez como el priísta Juan Alcalá denunciaron que la forma en que el IEPC tomó la decisión final del cómputo resultó extraña, además de que no fue unánime. Ambos partidos pelean un diputado más, y ambos acusan que el contrario está sobre representado. El panista señaló que fue muy sospechosa tanta dilación para dar a conocer resultados conforme a otras elecciones, y eso les preocupó.

Lo mismo dijo el priísta, que no daba confianza la tardanza y que el consejero presidente, Guillermo Alcaraz, haya votado en contra; eso es lo que más llama la atención. También resulta incomprensible que el proceso haya estado tan accidentado en el IEPC en comparación con el Instituto Nacional Electoral (INE) local. Ambos resultaron polos opuestos. En el IEPC llegaron a justificarse señalando que en el INE todo es como relojito, porque todos son funcionarios de carrera que ya saben qué hacer, y si no lo hacen pueden llamarles la atención. ¿Insinuarán que en el IEPC cada quien jala para su lado? ¡Ah!

***

“Son los últimos coletazos de dinosaurio”, andan diciendo por ahí, gente carrilla, sobre los ánimos del PRI de impugnar el reparto de diputaciones pluris y de regidurías de oposición en algunos ayuntamientos. Recordemos que para el Congreso del Estado los tricolores cantaban cinco espacios, incluidos los candidatos perdedores mejor votados y los suertudos de la lista ungidos por dedazo; peeeero el pleno del IEPC aprobó dejarles cuatro y pasarle la curul en discordia a Morena-PT-PES.

Además, en la contienda por las alcaldías al PRI no le fue muy bien que digamos; por ejemplo, de los espacios para regidores: en Guadalajara apenas alcanzaron dos; en Zapopan, uno; en San Pedro Tlaquepaque, dos; en Tonalá, dos, y en Tlajomulco, uno.

En contraste, el efecto AMLO redituó a los morenistas tutifruti en las contiendas municipales, donde como ediles de oposición consiguieron los siguientes espacios: Guadalajara, cuatro; Zapopan, cuatro; Tlaquepaque, tres; Tonalá, tres, y Tlajomulco, cuatro. Los morenos van por encima de un partido tricolor que acabó arrejoladón.

***

Y del PAN todavía quedan rastros. En serio. Sobrevivió en los municipios metropolitanos. Para regidores algo alcanzó a arañar, aunque de a poquito; o, en discurso de panadero, se llevó las boronitas: Guadalajara, uno; Zapopis, dos, y Tlajo, uno. En Tonalá y Tlaquepaque compitió junto con MC y PRD como parte de la alianza antipriísta y antimorena.

De Tlaquepaque añadamos que la naranja María Elena Limón tendrá entre la oposición al primer regidor independiente electo en el área metropolitana: Alberto Alfaro, con quien varias veces en campaña hubo desencuentros que llevaron hasta los tribunales electorales. Y a ver cómo se pone la situación después de la coalición partidista armada con calzador en esas tierras, con tal de reelegirse. Ya les platicaremos cómo le va a La Nena.

qp@ntrguadalajara.com

JJ/I