Francia es el campeón del mundo en Rusia 2018

Foto: Agencias

Francia volvió a ser el verdugo de las ilusiones croatas 20 años después para bañarse con la gloria eterna que significa ser el nuevo campeón del mundo. Les Bleus vencieron 4-2 a Croacia en el Estadio Luzhniki para confirmar su dominio en Rusia 2018, torneo que hará eco en la eternidad futbolística.

El futbol es un deporte que no siempre apela a la justicia, pues los balcánicos fueron mejores en el primer tiempo, pero un par de determinaciones arbitrales polémicas por parte del silbante Néstor Pitana le acercaron la victoria a los galos.

La primera explosión de júbilo en Moscú se dio al 18’ en un tiro libre originado de una inexistente falta sobre Antoine Griezmann, quien a su vez ejecutó para que posteriormente Mario Mandzukic peinara a propia puerta para 1-0. Francia ya ganaba, pero su rival no bajó los brazos.

Con posesión, dominio y ambición, el combinado Vatreni encontró recompensa al 28’ con un zurdazo de Ivan Perisic, quien recibió el balón dentro de área para poner los cartones 1-1.

Sin embargo, el VAR fue protagonista por primera vez en una Final mundialista cuando corría el 34’ por una mano del propio Perisic en su área. El silbante argentino revisó la acción y determinó decretar pena máxima, misma que convirtió Griezmann al 38’ con un sutil toque engañando a Danijel Subasic.

Pero el segundo tiempo aguardaba más. Croacia se fue con todo al frente para buscar la igualada, pero Rebic no logró definir ante una gran atajada de Hugo LLoris. Después de lidiar con éxito la tormenta, Francia finiquitó el duelo con su mayor virtud: la pegada en sus letales latigazos. 

En una jugada a velocidad gestada por Kylian Mbappé al 58’, Griezmann apareció de poste par asistir a Paul Pogba, quien definió con un disparo que mandó el balón a las redes balcánicas. Los pupilos de Didier Deschamps no se conformaron y fueron por más al 64’ cuando Mbappé puso el 4-1 con un tiro raso desde fuera del área.

A falta de 25 minutos la Final estaba sentenciada y el título ya tenía dueño salvo que ocurriera un milagro; no obstante el arquero Lloris le puso drama al resultado en un craso error en el que de manera sobrada intentó recortar a Mandzukic sin éxito, pues el delantero croata pudo impactar la pelota para el 4-2 definitivo.

Sonó el silbatazo final en el partido 64 de la justa con un equipo croata que perdió en la cancha, pero que a su vez se ganó los corazones del planeta como en aquel lejano año 1998, mientras que Francia fue el mejor del torneo de principio a fin y por ende es el nuevo campeón del mundo. Así se escribió la última historia en suelo ruso.

EG