Un punto de encuentro para el diseño mexicano

Compartir. Las hermanas Julia y Renata Franco inician este proyecto con la intención de darle el valor a las nuevas voces en el área de la creación en México. (Fotos: Jorge Alberto Mendoza)

La consigna de albergar guarda en su significado muchas acciones: cuidar. Según la definición en el diccionario de la Real Academia Española de la Lengua, entre otros de sus significados está: “Mantener o fomentar en el corazón o en la mente un sentimiento o una idea. Servir a alguien de albergue o vivienda. Encerrar o contener algo”. Esto es lo que hacen las diseñadoras Julia y Renata Franco dos veces al año en el Albergue Transitorio.

En la edición 12 que se encuentra ahora mismo en su estudio, ubicado en la colonia Lafayette, albergan a 90 invitados: diseñadores y marcas que hacen del diseño verdaderas obras de arte. Hay ropa, utensilios de cocina que retoman y resignifican la tradición mexicana, libretas, muebles, pinturas, esculturas, joyería, calzado y libros, todo transitando el mismo espacio. Algunos de los nombres que figuran en esta edición son Jose Dávila, Ricardo Luévanos y Luis Alfonso Villalobos, por mencionar sólo algunos.

Hace cinco años comenzó este proyecto con una consigna en apariencia simple, acercar al público tapatío a los diseñadores y marcas que a Julia y a Renata les gustaban y esto fue creciendo poco a poco al punto en el que en cuanto cierra cada edición, el siguiente lunes comienza la búsqueda de nuevos nombres: nuevas obras hechas en México que tengan una propuesta interesante para incluir en el Albergue.

“Incluimos diseñadores de todo el país: están representados Oaxaca, Yucatán, Querétaro, Ciudad de México”, contó Julia Franco en entrevista. “Es una tarea de búsqueda continua de gente nueva. Estar viendo y armando cadenas con la gente que conocemos y platicando del proyecto para que conozcan el proyecto”.

La primera edición del evento comenzó con 25 invitados y cada temporada ha ido creciendo, pero no sólo en lo que Julia y Renata albergan en su espacio, sino en general la oferta de diseño, la demanda y el interés por lo hecho en México.

“Se trata también de un ejercicio de confianza, porque a veces invitamos a personas que sólo conocemos de Instagram, pero cuando escuchan del proyecto se entusiasman y envían sus piezas. Tienen que mandar sus obras a Guadalajara cuando no nos conocen en persona, así que sobre todo ha ido creciendo porque los diseñadores nos recomiendan. Se ha ido de boca en boca”, dijo Renata.

“Cada vez vemos más alianzas de los diseñadores con artesanos, con compañías grandes que los invitan a diseñar que los ha hecho mantenerse y crecer, pero también vemos un cambio en la gente, que al principio venía, sobre todo, a ver con un poco de desconfianza, por la variedad de precios y con la duda de si vale la pena o no pagar por un producto, lo que no pasa con las marcas extranjeras. Esto poco a poco ha ido cambiando, ahora vienen personas a adquirir piezas y, sobre todo, a escuchar su historia y su proceso. Hay más lugares para exponer en la ciudad, el consumo ha crecido muchísimo y la calidad ha aumentado”. 

Pero es más que eso. Albergue Transitorio bien podría mirarse como una exposición de galería, con lo más reciente del diseño hecho en México, tanto de las nuevas tendencias, formas y siluetas, como de los materiales y técnicas exploradas por sus protagonistas.

Las diseñadoras tapatías deben hacer cada año una curaduría de las piezas que exhiben en el espacio. Aunque podrían mudarse a un lugar más grande –y lo han hecho en ediciones que ocurrieron en Miami, por ejemplo–, prefieren mantener todo en casa, con el espíritu de intimidad y convivencia que esto genera: son ellas dos quienes charlan con quienes visitan el albergue.

Variado. Todo tipo de objeto de arte utilitario y decorativo, así como alimentos y productos de bases naturales, forman parte de la oferta.

Asiste

Esta edición estará abierta al público hasta el 12 de agosto, todos los días de 11 a 19 horas. La casa de  Julia y Renata se ubica en avenida de La Paz 2347

_____________
FRASE

“Se trata también de un ejercicio de confianza, porque a veces invitamos a personas que sólo conocemos de Instagram, pero cuando escuchan del proyecto se entusiasman y envían sus piezas. Tienen que mandar sus obras a Guadalajara cuando no nos conocen en persona”
Renata Franco, diseñadora

Marca. Además de sus invitados, la ropa de su propio diseño es expuesta en estos días, prendas que se han mostrado en las pasarelas más importantes de América y Europa.

JJ/I