Lecturas de oídas

Me encanta leer, por supuesto, pero disfruto mucho que me cuenten historias, y quien más me contó historias en una temporada de mi niñez fue don Rosendo Ocaña, probablemente el escritor mexicano de radionovelas más escuchado en México, autor de la saga auditiva de Porfirio Cadena, El Ojo de Vidrio. Recuerdo vivamente que mi nana Julita y yo dejábamos todo de lado para escuchar con atención la radionovela mientras desgajábamos naranjas… una vez terminada la emisión continuábamos con nuestros asuntos hasta que era necesario descansar y los comentarios de la historia brotaban naturalmente mientras ella chupaba un Del Prado y yo sorbía mi Favorita. Fueron grandes momentos de entretenimiento y de seguro no alcanzo a aquilatar la huella dejada en mi persona.

Hace un año decidimos en familia probar de nuevo las radionovelas del Ojo de Vidrio disponibles en YouTube y no hemos podido dejar de oír las historias del prototípico bandolero mexicano, auténtico antihéroe, cuasi inmortal por su chaleco de mallas y su gran habilidad por sortear las peores dificultades, incitado siempre por una sed de venganza surgida por injusticias vividas en su infancia. Pues sí, a la par de entretenimientos que nos encantan en casa como la lectura, el cine en pantalla grande, la música de vinilos, las series de Netflix, sumamos la escucha de radionovelas como la de Porfirio Cadena.

Han pasado veinte días desde que dimos un paso más en la senda del entretenimiento por audio: bajamos la aplicación de Storytel, una empresa sueca que tiene presencia fuerte en España, pero que este año pondrá a disposición del público mexicano su amplio catálogo de audiolibros en streaming. Nosotros empezamos a escuchar una obra especialmente escrita para la appLadrones de memoria de Emma Mussoll, que nos mantuvo en suspenso durante varios días, y luego nos enganchamos con Inés y la alegría, la novela de Almudena Grandes que principia la serie histórica Episodios de una guerra interminable. Yo a la par escucho Sapiens: de animales a dioses de Yuval Noah Harari, además de picotear clásicos, ensayos y poemas.  

Los audiolibros vuelven y serán muy populares. Markus Dohle, director de Penguin Random House, aseguró hace poco que “de aquí a cinco o siete años habrá más audiolibros que ebooks en el mundo de la edición”.

@LibracoFP

JJ/I