Disfrutan del cine usuarios del Cetam

A DISFRUTAR. Ancianos asisten a una de las salas del Cineforo para ver la película 'El príncipe y yo, parte dos'. (Foto: Grisel Pajarito)

No hay palomitas en las manos de las personas que esperan la película y el público es poco, pero seleccionado. Poco después, se apagan las luces de una sala del Cineforo de la Universidad de Guadalajara (UdeG) y comienza la película El príncipe y yo, parte dos.

Los asistentes a la función referida, alrededor de 50, son parte de los servicios del Centro Tapatío de Atención para el Adulto Mayor (Cetam) del Sistema para el Desarrollo Integral de la Familia (DIF) Guadalajara. Unos llegaron puntuales para estar atentos a las explicaciones de María Concepción García de Alba, coordinadora del Programa de Adultos Mayores en Desarrollo y Atención Integral del organismo.

Las personas que llegaron tarde a la sala, ya con las luces apagadas, se guiaron con la luz de la pantalla reflejada en los peldaños, y aunque algunos tropezaron, lograron acomodarse en su butaca y siguieron la trama de la cinta de 2006.

La señora Natividad Martínez fue una de las asistentes que llegó tarde a la sala, pues venía desde la colonia Polanco en taxi; sin embargo, consideró que la actividad valió la pena “sólo por estar con las compañeras”.

Natividad reconoció que no le gusta el cine y que se queda dormida al estar en una sala de proyección; prefiere el baile, el danzón, por ejemplo.

Aunque no es de sus actividades favoritas, a Natividad le gusta que en el Cetam promuevan el disfrute del cine; sin embargo, se queda con otros servicios del centro: “Hay hasta alberca, baile, clases de costura, de tejido; luego hay cultura de belleza, corte de ropa, manualidades”.

Como ella, otras personas quedaron satisfechas con la cinta, pues trató de “la honestidad y valores donde el verdadero amor triunfa siempre sobre la maldad, que se devuelve”, dijo otra participante tras ver la película y quien prefirió no otorgar su nombre.

BUSCAN DEJARLES UN MENSAJE

García de Alba, conocida por todos los ancianos como Conchita, explicó su rol como coordinadora del programa y el papel del séptimo arte en los ancianos. Como “cineforista”, como se hace llamar, pretende dejar un mensaje entre los asistentes.

El objetivo de que los ancianos se acerquen al cine es incidir en que éstos “sigan siendo un elemento social, no solamente de su familia, sino principal, ellos mismos, la familia y la cuestión social”.

“Esto los llevará a ubicarse un poquito más en la realidad a través de usar los medios de comunicación y aprender a discernirlos, que (convivan) con los nietos y jóvenes, y que no se sientan descontextualizados de la realidad”, añadió Conchita.

La coordinadora insistió en que el programa es para que los adultos mayores no se sientan segregados socialmente “porque en ocasiones los mismos hijos pueden ser punto de quiebre en la relación; a ellos les gusta sentirse incluidos y que haya esa oportunidad de la convivencia”

Otro de los fines del programa es que algunas mujeres “puedan darse cuenta de que sufren (violencia) intrafamiliar”.

A LO QUE SIGUE

Tras la proyección de ayer, la próxima película se proyectará en el Cineforo el próximo 14 de agosto, mes del adulto mayor. Las funciones de este programa se realizan desde 2015 en sedes como el Ex Convento del Carmen y en el Centro de Desarrollo Comunitario 25, ubicado en la colonia El Sauz y sede del Cetam.

__________________

FRASE

“Esto los llevará a ubicarse un poquito más en la realidad a través de usar los medios de comunicación y aprender a discernirlos, que (convivan) con los nietos y jóvenes”
María Concepción García de Alba, coordinadora del Programa de Adultos Mayores

JJ/I