Austeridad, sólo para los altos mandos, dicen

Advertidos. Martí Batres Guadarrama dice a la Unión Nacional de Trabajadores que se terminarán privilegios de sindicatos a costa del erario. (Foto: Cuartoscuro)

Ciudad de México. El adelgazamiento de la administración pública federal así como la reducción de salarios, sólo afectará a los altos mandos y no como ocurría en el pasado, donde las medidas de austeridad lastimaban a los de abajo, aseguró el senador electo Martí Batres Guadarrama.

Aclaró que tampoco se afectará a los mandos medios, y recordó que en la administración pública hay 35 mil funcionarios que ganan más que el presidente de la República.

Entrevistado en el marco de la reunión de la Unión Nacional de Trabajadores (UNT), recalcó que los ajustes se harán en la parte de arriba y no de abajo, y puntualizó que se tendrá que ver la situación legal de los funcionarios que serían perjudicados por el plan de austeridad.

Señaló que dichas medidas son para hacer justicia, ya que lo que se pretende es quitar privilegios de la cúpula del Estado.

Batres Guadarrama afirmó que el gobierno de Andrés Manuel López Obrador respetará los derechos de los trabajadores como son la autonomía sindical, la huelga, a la asociación, así como de la contratación colectiva.

No obstante, enfatizó que si hay transferencia de recursos de la administración pública para mantener privilegios de las dirigencias sindicales se van a terminar.

¿Y los magistrados?

En tanto, el coordinador del Partido Acción Nacional (PAN) en la Cámara de Diputados, Marko Cortés, dio la bienvenida a las medidas de austeridad planteadas en aras de suprimir privilegios, siempre y cuando no se ponga en riesgo a las instituciones ni los derechos laborales.

"Estamos por supuesto a favor de eliminar privilegios, de la reducción de gastos que no son necesarios y además de la disminución de los sueldos, con esta simple acotación: no violar el derecho de los trabajadores y no vulnerar las instituciones del Estado", indicó.

Para el coordinador del Partido Revolucionario Institucional (PRI) en el Senado de la República, Emilio Gamboa Patrón, dijo que simpatiza con cualquier medida que signifique ahorro, pero que no ve bien que se den cifras sin conocer de fondo qué es lo que se va a presentar.

Luis Sánchez, senador perredista tildó las medidas como un  "peligroso populismo".

"Yo quiero ver que a los ministros de la Corte les bajen el salario, que a los consejeros del INE les bajen su salario. Ellos siendo funcionarios públicos tienen un trato especial, tienen ya un mandato y sus prestaciones económicas están protegidas por la Constitución", expuso.

JJ/I