Separan por acoso a profesor de UdeG

Resolución. Autoridades del CUCSH dan a conocer detalles sobre el dictamen que será votado mañana. (Foto: Especial)

Después de casi dos meses de investigaciones por parte de la Universidad de Guadalajara (UdeG) ante las denuncias de acoso de alumnas y una docente, mismas que se presentaron en contra del coordinador de Antropología del Centro Universitario de Ciencias Sociales y Humanidades (CUCSH), Horacio Hernández Casillas, ayer se dio a conocer la sanción, en la que se acordó la separación definitiva del cargo.

En rueda de prensa, el rector del CUCSH, Héctor Raúl Solís, dio lectura al documento que consigna la destitución del coordinador, pues dijo que se consideraron como graves sus acciones.

“El comportamiento en el que ha incurrido el maestro señalado contraviene los principios y valores que sustentan la armonía interna de la comunidad universitaria, los cuales la han hecho merecedora del respeto de la sociedad. En virtud de que consideramos que dichas son graves, se sanciona con la separación definitiva de los cargos de coordinador de la carrera de Antropología y profesor docente titular C, adscrito al departamento de Historia del CUCSH”.

Especificó que el proceso para llegar a la decisión se llevó en ocho sesiones de trabajo formales para el desahogo del caso, y una serie de diligencias para apegarse al debido proceso y respetar el código de ética de la casa de estudios.

Informó que el maestro incurrió en las causas de responsabilidad especificadas en las fracciones primera, segunda, tercera y octava del artículo 90 de la Ley Orgánica de la Universidad de Guadalajara, y en las fracciones tercera, novena y décima del artículo 205 del Estatuto General.

“El testimonio de la víctima se pondera en acoso sexual (juzgar con perspectiva de género en casos de violencia sexual y derechos de vivir una vida sin violencia). En el escrito de contestación y de las pruebas ofrecidas por el maestro señalado, se desprenden que no son vinculantes al proceso de acoso y hostigamiento del que se le acusa; además, de que no son suficientes para desacreditar los testimonios y la credibilidad moral de las víctimas. El comportamiento en el que ha incurrido el maestro contraviene los principios y valores de la comunidad universitaria”.

Una vez leído el documento, el rector dijo que la separación definitiva del coordinador deberá ser ratificada por el consejo del CUCSH, para después dar conocimiento de la decisión a las autoridades generales de la Universidad y así se genere la sanción de forma legal.

“El Consejo General Universitario está citado para el próximo viernes (mañana) y asumiendo que se dé la ratificación, se notificará la destitución”.

También se dio a conocer el amparo obtenido por Horacio Hernández: “El profesor acudió a una instancia federal y un juez consideró como correcta la decisión de la Universidad de separarlo del cargo, pero ordenó (…) resarcirle 30 por ciento de su salario, haciendo alusión a razones de sustento material para su familia. Estamos sujetos a una orden jurídica (…) Si el Consejo Universitario ratifica la decisión de la xomisión, sería separado de ambos cargos y por consiguiente ya no recibiría su sueldo”.

Finalmente, aclaró que la destitución es sólo de sus cargos dentro del CUCSH; sin embargo, aún no se tiene claro si podrá continuar como docente en algún otro centro universitario. Además, se reconoció la presencia de otros casos más que aún no han sido procesados.

Piden reponer el proceso

Ante el cese de Horacio Hernández Casillas, el Comité de América Latina y el Caribe para la Defensa de los Derechos de las Mujeres (Cladem), organismo que ha acompañado a las denunciantes Noemí Catalina y Tanya Elizabeth durante el proceso, dio a conocer un comunicado en el que cuestiona la decisión de la máxima casa de estudios.

En el documento se lee lo siguiente: “Entre otras anomalías y deficiencias, dicha resolución es carente de fundamentación y motivación; ni siquiera se establece la competencia del órgano disciplinario y está desprovista de cualquier tipo de valoración de las pruebas presentadas (…) Esto confirma que desde Cladem denunciamos este descuido jurídico impecable y respetuoso de los derechos humanos de las víctimas y el acusado. Por lo que las omisiones de la oficina del abogado general ocasionan una complicidad sospechosa en beneficio del profesor señalado, quien seguramente encuentra un campo propio para impugnar y ganar el procedimiento ante cualquier tribunal”.

Al final del documento se exige que el Consejo Universitario del CUCSH regrese el dictamen a la Comisión de Responsabilidades para que reponga el procedimiento, se admitan testimoniales y sea el Consejo General Universitario el que resuelva la separación definitiva del profesor. Daniela Rodriguez

Los pasos del proceso

  •  La denuncia fue presentada por Tanya Elizabeth, profesora de tiempo completo, y Nohemí Catalina, egresada de la Licenciatura de Antropología, en contra de Horacio Hernández Casillas
  •  Lo señalamientos son por acoso y hostigamiento sexual, registrados desde 2012
  •  El 1 de junio de 2018 se solicitó la separación del cargo como coordinador de la carrera de Antropología de Horacio Hernández para que se llevara a cabo la investigación. Ese día, la Comisión de Responsabilidades y Sanciones del CUCSH comenzó con el procedimiento
  •  El 8 de junio, las quejosas ratificaron sus declaraciones y ampliaron los detalles de la afectación que la conducta del profesor les causó
  •  El 13 de junio, Horacio Hernández envió un escrito a la comisión, negando los señalamientos
  •  Académicas de la misma carrera confirmaron a la comisión que “ya existían quejas verbales de otras alumnas sobre conductas inapropiadas hacia ellas por parte del maestro”
  •  Se citó a Horacio Hernández el 3 de julio para que ejerciera su derecho de audiencia, pero se negó a presentarse
  •  El 9 de julio, Horacio Hernández envió un escrito a la comisión para ampliar su primera declaración
  •  La comisión argumenta que, según criterios de la Suprema Corte, las pruebas requeridas para valorar los casos de hostigamiento y acoso con perspectiva de género son distintos a los tradicionales, porque se producen en ausencia de otras personas. Los protocolos y criterios para valorar pruebas en legislación y acuerdos internacionales ratifican este concepto
  •  Las conductas del profesor narradas por las quejosas, señala la comisión, “se pueden configurar como hostigamiento sexual”
  •  La comisión menciona que Horacio Hernández evadió la responsabilidad que se le imputa, pero no acudió a la audiencia y “no aportó los medios probatorios idóneos para acreditar su dicho”.
  •  La comisión acepta que los testigos de las quejosas no acudieron “porque se sentían desprotegidas y con miedo”
  •  La comisión argumenta que tanto el Código de Ética como el Programa Institucional de Prevención contra la Violencia, Acoso y Hostigamiento de la UdeG establecen las políticas y acciones para contar con una institución libre de hostigamiento y acoso
  •  Al resolver, la comisión determina que “se pondera el testimonio de la víctima como prueba fundamental en acoso sexual”; que las pruebas presentadas por Horacio Hernández “no son vinculantes al proceso de acoso y hostigamiento sexual” y que su comportamiento “contraviene los principios y valores que sustentan la armonía interna de la comunidad universitaria
  •  Las conductas del profesor son consideradas como graves, por lo que se sanciona con la separación definitiva de los cargos de coordinador de la carrera de Antropología y profesor docente titular C, adscrito al Departamento de Historia del CUCSH
  •  La resolución se turna al consejo del CUCSH y no al Consejo General Universitario.

JJ/I