Una chica de acción

Visita. La actriz cubana vino a Guadalajara para ser parte de Intermoda, ya que es la imagen de la marca colombiana de fajas Ann Chery. (Foto: Mónika Neufeld)

Además de su actuación y el realismo de la historia, lo que ahora está llamando más la atención en La piloto, segunda temporada que está al aire por Las Estrellas, es que Livia Brito convence con las escenas de acción, viviendo la adrenalina al máximo y lo mejor es que a ella le encanta realizar las escenas de riesgo.

Entre esas escenas, destaca una secuencia en la que la corriente de un río se la lleva, y aunque son escenas difíciles, le gusta dar su mayor esfuerzo y trata de no requerir dobles, a menos que el director lo indique porque es algo peligroso y sólo un profesional puede hacerlo.

La actriz cubana que vino a Guadalajara para ser parte de Intermoda, ya que es la imagen de la marca colombiana de fajas Ann Chery, está feliz con la respuesta del público con la serie, ya que más de 5 millones de personas vieron el inicio de la segunda temporada de la serie.

“Es una historia cardiaca, un producto muy bien cuidado, de mucha calidad, y si comienzas a verla, después no dejarás de verla, te picas de inmediato con la historia”, dijo Livia.

Además de enfrentarse a peligrosos personajes del narco, de vivir en constante tensión, de que su hijo adoptivo fue secuestrado, su personaje Yolanda pasa por situaciones riesgosas, por ejemplo: tuvo que hacer una escena en los manantiales de Cuernavaca, donde casi se la lleva la corriente.

“Mis escenas, la mayoría, las he hecho sin dobles, siento que el actor es quien debe hacerlo, entrarle a las escenas de peligro, y sólo me retiro cuando el director me lo indica, por ejemplo en escenas donde mi personaje se cuelga de una ambulancia”.

En esta serie es mamá adoptiva de un pequeño, a quien le raptan y por varias escenas se le ve sufrir por él. Cuando se le cuestiona de dónde sale ese instinto maternal, recuerda que desde hace nueve años está enamorada de sus sobrinas, y por ellos es que en un futuro, quisiera tener dos hijos con su novio Said, con quien lleva dos años de relación y tienen un año viviendo juntos.

“Sí quisiera ser mamá, pero ahorita no es tiempo, tengo un proyecto que hacer y yo creo que más adelante sí, ahorita estoy disfrutando mucho a Dieguito, estoy conviviendo muchísimo con él en el set, entonces que Yolanda lo viva por mí; y tengo a mis sobrinitas, que tienen 8 y 9 añitos, y las amo muchísimo. Por el momento sólo soy mamá de tres perritas”.

“En un futuro sí quiero casarme, tener dos hijos y vivir una vida feliz y tranquila, pero aún falta para eso”.

MUCHO TRABAJO

Livia Brito está filmando las últimas escenas de la segunda temporada de La piloto, que la tiene saturada.

“Son jornadas muchas veces de 12 horas, las locaciones son muy lejos, se hacen más de dos horas sólo de camino, así que regreso muy tarde a casa, es difícil, pero el proyecto lo vale”, aseguró Livia.

En su primera temporada, La piloto rompió récords de audiencia y ahora quieren repetir la hazaña, pues de ello depende la luz verde para la tercera temporada.

¿Y EL CANAL DE YOUTUBE?

Por las intensas jornadas de La piloto, Livia dejó de lado su canal de YouTube.

“En su tiempo le puse mucha atención y el empeño al canal, pero la piloto me absorbe por completo, no hay tiempo para mí, así que en un futuro veré su retomo ese proyecto que me acercaba mucho con mis seguidores”.

“En agosto concluimos, pero fueron siete meses de grabaciones, así que no me quedaba tiempo para nada, pero prometo a mis alivianados que regresaré”.

PUROS RUMORES…

En su paso por Intermoda, la actriz dejó en claro que son sólo rumores que ella entregó anillo de compromiso a su novio, el cantante Said.

“Yo no sé de dónde sacan tantas cosas, de menos el reportero debería presentarse si quiere una nota”, aseguró Livia, quien no desmintió ni aceptó lo publicado.

Pero sí reafirmó que se ve en el altar con él y quisiera en el futuro tener una familia con Said, casarse en la playa, en el caribe, tener dos hijos y ser feliz con su familia, tranquila.

No le interesa seguir estereotipos, así que el que digan que ella fue quien pidió matrimonio o entregó el anillo, la tiene sin cuidado.

“Mis escenas, la mayoría, las he hecho sin dobles, siento que el actor es quien debe hacerlo, entrarle a las escenas de peligro, y sólo me retiro cuando el director me lo indica, por ejemplo en escenas donde mi personaje se cuelga de una ambulancia”.

“En un futuro sí quiero casarme, tener dos hijos y vivir una vida feliz y tranquila, pero aún falta para eso”
Livia Brito, actriz

fv