Video: Así funciona el mayor motor del planeta

(Foto: Especial)

En medio de la selva sudamericana, rodeada por jaguares y osos hormigueros, sobresale una gigantesca y extraña estructura de 62 metros de hormigón armado, levantada sobre un enorme foso. Aquí, a las 9:20 del 16 de julio, tembló el suelo durante 135 segundos. Es el banco de pruebas del puerto espacial europeo, localizado en Kourou, en la Guayana Francesa. Fue el lugar elegido para el primer test de uno de los motores más grandes del mundo, el P120C, una mole de 13 metros de altura destinada a propulsar los nuevos cohetes europeos hacia el espacio a partir del año que viene.

“Se ha portado muy bien, mejor incluso de lo que esperábamos”, aplaude el ingeniero italiano Stefano Bianchi, responsable del desarrollo de lanzadores en la Agencia Espacial Europea (ESA). Durante esos poco más de dos minutos, se consumieron 142 toneladas de combustible, emitiendo gases a 3.000 grados de temperatura. El motor, sin embargo, no se movió ni un ápice. El banco de pruebas, estrenado en 1993, aguantó el empuje.

“Es el motor de una sola pieza más grande del mundo”, explica Bianchi. El P120C es fruto de la competencia feroz que sacude la industria espacial mundial, con empresas privadas, como la estadounidense SpaceX de Elon Musk, y los nuevos lanzadores chinos obligando a innovar más todavía a los tradicionales encargados del transporte aeroespacial. El motor se estrenará a finales de 2019, posiblemente en una misión científica del nuevo lanzador europeo Vega C, según apunta Bianchi. Y, a partir de 2020, dos o cuatro P120C, en función de cada misión, servirán también para propulsar el nuevo lanzador Ariane 6, capaz de portear cargas más pesadas. Un mismo motor de fibra de carbono para dos lanzadores diferentes.

JJ/I