Retos y realidades de la CFD

Las elecciones y sus resultados para presidente de la República de este año sin duda alguna son por demás interesantes en muchos sentidos, pero hasta qué punto serán trascendentales para los mismos mexicanos… será cuestión de tiempo para poder emitir una opinión.

Por lo pronto, en el mundo de la cultura física y deportes (CFD) la institución gubernamental que ha permanecido más tiempo activa y vigente es la Comisión Nacional de Cultura Física y Deporte (Conade), que en diciembre cumple 30 añitos. Una jovencita que nos ha salido muy alegre, parrandera y jugadora, y a la que no se le han hecho cambios estructurales importantes durante su vida gozosa.

De todos es conocido que para el próximo periodo de dirección de dicha institución ha sido nombrada –por lo pronto– la ex corredora olímpica Ana Gabriela Guevara, brillante en su carrera deportiva, opaca en su quehacer desde que dejó los estadios deportivos para incursionar en la pista y la carrera de la política y el servicio público.

Según los críticos de ésta (Proceso No. 2180) su quehacer en la política ha tenido muchos claroscuros, aspectos que si no fuera por los mismos medios masivos de comunicación ni siquiera nos daríamos cuenta. Afortunadamente aún existen, tanto en papel como digitales, prensa escrita-digital, ¡no te acabes nunca por favor!

Se ha presentado la futura directora ante los medios sin programa alguno, pero eso sí, con mucha enjundia e intenciones, pero basto un solo tuitazo del presidente electo Andrés Manuel para casi definir el proyecto nacional de la Conade por los próximos seis años, fácil y simple el proyecto, como siempre se le ha visto a la CFD.

“No hay que pensarlo mucho. El programa deportivo 2018-2024 tendrá tres vertientes: actividad física y deportiva, en todos lados, para la salud y el bienestar; de alto rendimiento para ganar muchas medallas; y el beisbol, escuelas y formación de prospectos para grandes ligas” (https://twitter.com/lopezobrador_?s=09 un tuit acompañado con su respectivo video de beisbol de las grandes ligas), caray ¡tan simple que es esto!, y mucha gente desgarrándose las vestiduras.

Esto ni siquiera ha nacido y ya se escuchan los latidos del corazón, sin duda alguna será una temporada muy viva, pero sobre todo apasionante y digna de seguir comentando, porque retos hay muchos, pero la realidad es solo una.

JJ/I