Las villas, ‘cortina de humo’

Tres días antes de que Jesús Pablo Lemus Navarro se reincorporara a la alcaldía, al concluir la licencia para contender y lograr la reelección en el cargo, el auditor superior del Estado, Jorge Alejandro Ortiz Ramírez, reveló que la Cuenta Pública 2016 de Zapopan tiene observaciones por 32 millones 369 mil 978 pesos.

Ayer jueves la Comisión de Vigilancia del Congreso del Estado, que preside el priísta Hugo René Ruiz Esparza –quien mantiene congelada la cuenta pública de los tres primeros meses de esta administración con cargos por mil 282 millones 982 mil 630 pesos–, aprobó regresar a la ASEJ la Cuenta Pública 2016, luego de que el Ayuntamiento de Zapopan presentó documentación que solventarían las observaciones por casi 33 millones de pesos.

Habrá que esperar el tiempo que marca la ley para confirmar si la documentación entregada solventa los poco más de 32 millones de pesos o se repite la historia de los tres últimos meses de 2015.

Pero lo curioso es que ante esta noticia revelada por la ASEJ, Lemus Navarro se sacó de la chistera la idea de que las inutilizables instalaciones de lo que fue la Villa Panamericana sean sede del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt), no obstante que Andrés Manuel López Obrador, presidente electo, decidió y anunció que este organismo se traslade a Baja California, en su programa de descentralización de la estructura del gobierno federal.

Coincidencia o estrategia para levantar una cortina de humo ante la revelación hecha por el auditor Ortiz Ramírez en el sentido de que en 2016 otra vez las cuentas no le cuadraron al gobierno de Jesús Pablo y que no pudo comprobar el destino de casi ¡33 millones de pesos!, durante la auditoría aplicada y que en una segunda oportunidad tratarán de cubrir en la revisión de hará la ASEJ a petición de los diputados.

No hay duda de que ventilar el tema de que el Conacyt se instale en las villas panamericanas un día antes de regresar al ayuntamiento y dos de que se hizo público el millonario pendiente por comprobar fue un distractor que hasta el momento le ha dado resultado al presidente municipal de Zapopan, pues efectivamente su propuesta no sólo ha ganado espacio en los medios de comunicación, sino que logró que el tema de la Cuenta Pública 2016 haya pasado a segundo término.

Y es que valga decir que su propuesta no es nueva, pues la planteó e hizo pública desde junio en diversos foros en los que se presentó cuando andaba en campaña, pero fue ignorada y ningún medio de comunicación la tomó en cuenta como lo han hecho ahora. Por ejemplo, uno de los lugares y momentos en que la planteó fue durante su encuentro con estudiantes de la Universidad Autónoma de Guadalajara (UAG), donde incluso aseguró que había avances en su iniciativa y que la consideraba factible por ser Zapopan un referente tecnológico del país ante las empresas del ramo instaladas en el municipio.

Sin embargo, ese anuncio no tuvo la resonancia que tiene ahora. ¿Por qué volverla a repetir en el momento en que se hace pública la no comprobación de 32 millones de pesos correspondientes a 2016? Y es que, además, el munícipe de Zapopan como todos los demás involucrados o interesados en el asunto de la Villa Panamericana saben que si no se les ha podido dar un uso es por los procesos legales que enfrenta, que no han sido resueltos y que no lo serán sólo porque así lo decidan los Ejecutivos federal, estatal o municipal, sino que el asunto está en manos del Poder Judicial.

No basta con que Andrés Manuel López Obrador cambie de opinión y decida trasladar el Conacyt a las villas panamericanas para solucionar sus problemas legales, técnicos y ambientales, principalmente, como por arte de magia. Pero de que la propuesta sirvió como cortina de humo, sin duda.

ES TODO, nos leeremos ENTRE SEMANA.

JJ/I