Rechaza diputado Conacyt en Villa

Polémica. Se han dado posturas encontradas sobre el inmueble. (Foto: Especial)

Debido a que la Villa Panamericana no fue construida para albergar oficinas y el inmueble tiene problemas legales, la propuesta de que sea la sede del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt) es inviable, comentó el diputado local Augusto Valencia.

El emecista rechazó que la propuesta del alcalde de Zapopan de su mismo partido, Pablo Lemus Navarro, convenga llevarla a cabo.

“Es una pésima señal que se busque promover que en un edificio que se construyó en la ilegalidad, se quiera consolidar un tipo de proyecto, ya sea público o del sector privado”.

Valencia recordó que la propuesta sobre el futuro de las villas se ha discutido durante mucho tiempo y no se ha llegado a una conclusión, y antes de hablar de eso deberá resolverse su situación legal.

“He mantenido mi postura de que las villas panamericanas se construyeron en la ilegalidad y tiene que resolverse de manera legal qué es lo que va a pasar ahí, están atacando de manera muy grave los mantos acuíferos”.

El legislador manifestó que si en realidad se quiere usar este inmueble, hay dos soluciones que no han querido analizar: bajar la densidad de la construcción comprando más hectáreas para dejarlas verdes o desmantelar una parte de las torres para cumplir con lo que se establece en la normativa.

“La información que a lo largo de los años yo he recibido es que la afectación al Bajío del Arenal daña los mantos acuíferos, que son fundamentales para un porcentaje muy elevado de agua que se consume en la zona metropolitana”.

Indicó que el gobierno federal debe ser precavido porque podría habilitar un inmueble que tiene muchos señalamientos de corrupción en su construcción y no se han resuelto.

El Parlamento de Colonias ha manifestado que actualmente está estancada la investigación porque los constructores promovieron cinco amparos para no comparecer por este tema.

En sentido contrario, las asociaciones civiles interpusieron denuncias pidiendo la nulidad de las licencias, la demolición de las villas y que los responsables regresaran el dinero invertido.

Valencia recordó que hubo inversiones de la Inmobiliaria y Promotora de Interés Público del Estado de Jalisco (Iprovipe) y el Instituto de Pensiones del Estado (Ipejal), sin que se recuperen los cerca de mil 130 millones de pesos que invirtieron entre ambos.

“Es una pésima señal que se busque promover que en un edificio que se construyó en la ilegalidad”
Augusto Valencia,  diputado local

fv/i