Qué pasa cuando un astronauta se enferma en el espacio

AL RESCATE. La NASA y otras agencias espaciales tienen protocolos para ayudar a los astronautas cuando no están al 100 por ciento. (Foto: Especial)

Todos nos ponemos malos de vez en cuando, algunos con más frecuencia que otros. No obstante, normalmente con ir al médico podemos conseguir un remedio para nuestros dolores. ¿Pero qué pasa cuando un astronauta se enferma estando en el espacio? No es tan fácil ir a ver a un médico, y bajar a la Tierra para ser tratando tampoco es una opción en la mayoría de los casos.

¿Qué hacen los pobres exploradores del espacio entonces? Afortunadamente, la NASA y otras agencias espaciales tienen protocolos para ayudar a los astronautas cuando no están al 100 por ciento. En algunos casos, no es exactamente ideal, pero es lo que hay cuando uno está lejos de la Tierra. Desde cargar bolsas especiales por si vomitan hasta coger una nave espacial en caso de una emergencia, los responsables de cuidar de los astronautas han intentando pensar en todo.

Nauseas

Entre un 67 y un 75 por ciento de astronautas sufren de nauseas en el espacio por el movimiento. Esto se debe a que la gravedad cero hace que los líquidos en el cuerpo floten, lo cual provoca que los oídos internos tengan dificultad distinguiendo arriba y abajo. También es posible que los astronautas desarrollen el Síndrome de Adaptación Espacial, que puede provocar mareos, vómitos o diarrea. Se podría comparar a cómo se siente tu cuerpo cuando te montas en un barco.

Lamentablemente, para aliviar los mareos lo mejor que pueden hacer los astronautas es esperar y acostumbrarse, lo cual normalmente tarda unos días. Mientras tanto, la NASA tiene una solución. La agencia le proporciona a los astronautas bolsas para el vómito especiales que se pueden sellar y toallitas de cara. Los astronautas pueden utilizarlas durante el lanzamiento o cuando están en órbita.

Catarros

Con los catarros los astronautas no tienen tanta suerte. Los catarros en el espacio suelen ser aún peor que los de la Tierra, ya que las cavidades sinusales no se drenan en el espacio. Además, los gérmenes del espacio más potentes porque desarrollan paredes celulares más fuertes y tienen más resistencia a los agentes que se utilizan para combatir las enfermedades. También tienen más capacidad para crear ecosistemas microbianos, conocidos como biopelículas.

Aparte de enfrentarse a gérmenes más fuertes, no hay cura rápida o eficiente. Los astronautas tienen que hacer lo que tenemos que hacer la mayoría: esperar a que se pase el catarro.

Lesiones

Los astronautas no son inmunes a las lesiones. Se chocan con las cosas como cualquier otra persona y consiguen hacerse moretones, cortarse o golpearse. En estos casos, pueden llamar a un doctor en la Tierra, que les aconsejará sobre lo que tienen que hacer.

“Una situación típica sería un astronauta nuevo, alguien que acaba de llegar ahí, que intenta hacer de Superman para pasar por una compuerta y que no llega”, dijo Shannon Moynihan, la subdirectora de espacio y medicina ocupacional en la Johnson Space Center. “Así que nos llaman porque [se han dado] un pequeño golpe en la cabeza y les ayudamos a cuidarlo”.

En muchos casos, los doctores les enseñan a los astronautas a realizar pruebas sobre sí mismos, utilizar equipo médico o leer resultados.

Cirugía u otros problemas serios

No todo es posible mediante una llamada telefónica. Si un astronauta tiene una enfermedad grave o necesita una intervención médica, pueden tomar una nave espacial de emergencia para regresar a la Tierra. Hasta ahora, solamente ha habido una situación que requería tal acción. En 1986, el astronauta soviético Vladimir Vasyutin tuvo que regresar a la Tierra porque tenía una infección de próstata. La cirugía todavía no es posible en el espacio.

Todavía queda mucho por hacer para que el tratamiento médico en el espacio esté al mismo nivel o que el que se ofrece en la Tierra. Actualmente, científicos están realizando pruebas sobre un dispositivo que se podría poner sobre una herida y mantener la sangre y los líquidos en su lugar, sin que contamine toda la cabina. La NASA está también desarrollando una forma de odontología sin taladrar y otra forma de cerrar heridas en caso de emergencias.

___________

FRASE

“Una situación típica sería un astronauta nuevo, alguien que acaba de llegar ahí, que intenta hacer de Superman para pasar por una compuerta y que no llega”
Shannon Moynihan, subdirectora en la Johnson Space Center

“Una situación típica sería un astronauta nuevo, alguien que acaba de llegar ahí, que intenta hacer de ‘Superman’ para pasar por una compuerta y que no llega (…) Así que nos llaman porque [se han dado] un pequeño golpe en la cabeza y les ayudamos a cuidarlo”
Shannon Moynihan, subdirectora en la Johnson Space Center

Preparados

  • En muchos casos, los doctores les enseñan a los astronautas a realizar pruebas sobre sí mismos, utilizar equipo médico o leer resultados
  • Los catarros en el espacio suelen ser aún peor que los de la Tierra, ya que las cavidades sinusales no se drenan en el espacio

JJ/I