Interferencia haría inviable operación simultánea en Santa Lucía

(Foto: Notimex)

El plan de utilizar la base de Santa Lucía no sería viable desde una perspectiva aeronáutica, ni en el corto ni en el largo plazo, debido a una interferencia significativa en el espacio aéreo y de procedimiento que limitaría la capacidad entre los flujos de tránsito hacia y desde el Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (AICM) y la base militar, señaló Mitre.

En un documento entregado al presidente electo, Andrés Manuel López Obrador, sostiene también que el plan propuesto de operación simultánea daría lugar a la creación de un sistema aeroportuario y aeroespacial congestionado, con retrasos y problemas operacionales que impedirían satisfacer la demanda de aviación a largo plazo en la Ciudad de México

El centro de investigación especializado en asesoría de aviación sostuvo que es raro encontrar espacio disponible cerca de una gran metrópoli para la construcción aeroportuaria, por lo que “Texcoco es una verdadera excepción”.

Por ello, insistió, operar técnicamente ambos aeropuertos es un proceso que no sería seguro. "Aeronáuticamente no es viable, no se puede, además crearía un espacio severamente congestionado”.

El director del Centro para el Desarrollo de Sistemas Avanzados para la Aviación de la Corporación Mitre, Bernardo Lisker, precisó en marzo pasado que la interferencia se daría al tener dos aviones volando uno del norte y el otro del este que deberán cruzar por el mismo punto, con una separación vertical menor a lo que las reglas establecen, y estaría abajo de mil pies, contra la seguridad.

En la actualidad, la separación entre aeronaves que aterrizan en el aeropuerto capitalino es de cuatro millas náuticas, y con Santa Lucía se tendría que llegar a las ocho millas.

Detalló que el descenso de un avión empieza varios kilómetros antes, por lo que al simular las operaciones de ambas terminales, las aeronaves llegarían a la zona de San Mateo a 12 mil 500 pies, mientas las que van al AICM pasan en ese sitio a 12 mil pies, por lo que habría una interferencia, con distancia vertical de menos de mil pies.

El presidente del Colegio de Ingenieros Mexicanos en Aeronáutica (CIMA), Gregorio García Morales, coincidió en que la operación simultánea del AICM y Santa Lucía no sería factible, debido a que en la trayectoria de los aviones existe un punto en donde los vuelos convergen, lo que, en dado momento, pudiera provocar ciertos problemas en la operación o hasta algún accidente.

JL