Johnny English se enfrenta a la tecnología

Historia. Johnny English se verá obligado a posponer su retiro profesional y volver a la carga como espía para encontrar al hacker que reveló la identidad de todos los agentes encubiertos de Gran Bretaña. (Foto: Especial)

El Reino Unido está en peligro y a partir de hoy serás testigo de esta gran aventura que llega a las pantallas de México con el estreno de Johnny English 3, dirigida por David Kerr.

Cinco días antes de que la primer ministro sea anfitriona de su primera cumbre G12, se produce una violación en la seguridad de MI7 y todos los agentes de campo son identificados y quedan expuestos.

La única esperanza de encontrar al autor de este hecho consiste en traer a un agente retirado, pero como la mayoría de ellos están muertos, o casi a punto de morir, el jefe de MI7 tiene una sola opción, y su nombre es English... Johnny English (Rowan Atkinson).

Dejando de lado su trabajo como maestro, acepta su misión, pero las cosas han cambiado desde la última vez que estuvo en el campo; las pistolas y aparatos fueron reemplazados por teléfonos digitales, y los autos deportivos por autos eléctricos con puerta trasera.

English está aterrado, pero rápidamente encuentra el camino en este nuevo protocolo, razonando que se necesita un enfoque analógico para atrapar a un cerebro digital. Y así, quitándole el polvo al Aston Martin, desenterrando el traje de exoesqueleto y las botas magnéticas, armándose con sorbetes con transmisor y auriculares que explotan y recuperando a Bough del olvidado sótano del MI7, English se embarca en su misión.

English y Bough se dirigen a la Riviera Francesa en donde se detectó la última señal que dejó expuestos a los agentes británicos, pero rápidamente se desata el caos cuando su actividad encubierta los lleva a arrasar uno de los más glamurosos restaurantes de la Costa Azul. Sin inmutarse, ellos recuperan la esencia nuevamente.

Esta vez con la mira puesta en un moderno yate amarrado en la bahía, que justo pertenece al multimillonario más joven de Estados Unidos, que es el gigante de la tecnología Jason Volta. De inmediato, le queda claro al divertido héroe que Volta está detrás de la conspiración, pero English necesita pruebas para convencer a la primer ministro, que ha sido captada por el encanto persuasivo de Volta.

Lo que sigue es una batalla de ingenio versus estupidez, un cerebro versus señor tonto, alta tecnología versus lo analógico mientras Johnny English se tambalea entre un contratiempo y otro en su intento por dejar expuesto a Volta y salvar al mundo de su plan maestro: tener el control completo de la red mundial.

“Este regreso del personaje debía ser inteligente, atrevido, que se viera fresco. Así que, literalmente, comenzamos una lluvia de ideas con un papel en blanco”, comentó el director, David Kerr.

“A medida que avanzaba el proceso, el equipo dio con un tema: analógico versus digital. A partir de esto, el argumento y el villano para Johnny English comenzaron a tomar cuerpo. Mostrar una escuela primaria de espionaje contra la modernidad es increíble, y también hará ver en pantalla cómo las nuevas generaciones pasan este proceso en muchos aspectos de su vida y se cuestiona qué es mejor, la vieja escuela o lo moderno”.

El director aseguró que entre más tecnológico es el mundo, más apasiona lo análogo.

“Hay algo tan físico y atractivo al respecto. Y, por supuesto, lo analógico tiene una ventaja sobre la alta tecnología digital del siglo 21. Lo analógico es invisible para el mundo digital”.

Davies elogió a Atkinson por sus sensibilidades cómicas innatas y la forma en que él entiende al personaje de Johnny English.

“Lo cierto acerca de Rowan es que sabe exactamente lo que es genuino para el personaje y la forma en que el personaje va a estar en una determinada situación. Algunas cosas son demasiado grandes o demasiado extravagantes”, comentó David Kerr.

“Tiene que verse real y sentirse verdadero, de lo contrario no funciona. El mundo que rodea a Johnny tiene que sentirse tan real como posible para ser divertido. Rowan es muy cuidadoso acerca de cómo se calibra todo.”

David Kerr, como fan de la saga, quería cuidar el personaje y el humor de la historia.

“Yo era un gran fanático de las primeras dos películas de Johnny, me resultaron muy divertidas y mis hijos las disfrutan. Y he sido fanático de Rowan Atkinson desde hace mucho tiempo. ¿Quiero decir quién podría no serlo? Crecí con todas las películas que él había hecho, así que ya estaba predispuesto para que me gustara el proyecto”.

“Y entonces cuando leí el primer borrador del guion, me encantó; no podía dejar de pasar las páginas, llenas de acción, llenas de aventura y pensé que podía hacer mucho con eso, respetando la esencia del personaje”, finalizó.

SU ‘TECNOLOGÍA’

Aunque Johnny English 3 no tiene el presupuesto de una cinta de James Bond, sí se trabajó para que tuviera el estilo y se reflejara en el filme la ostentosidad.

Aquí la lista de aparatos que se verán en la película:

Johnny English

  • 1. Bote inflable caja de zapatos
  • 2. Traje de exoesqueleto
  • 3. Botas magnéticas
  • 4. Transmisor en sorbete
  • 5. Aston Martin con misiles incorporados
  • 6. Píldoras de alta energía de liberación inmediata
  • 7. Pastillas para dormir, knockout total
  • 8. Auriculares que explotan de baja intensidad

Ophelia

  • 1. Lápiz labial USB
  • 2. Dispositivo para abrir espejo compacto
  • 3. Reloj pulsera garrote

Volta

  • 1. Laptop transparente
  • 2. Pistola transparente
  • 3. Unidad de comunicaciones holográfica

JJ/I