Un fin de semana de estudios

TANTAS OPCIONES. Licenciaturas, especialidades, maestrías y diplomados están a la orden del día. (Foto: Jorge Alberto Mendoza)

Es sábado por la mañana y aunque a muchos no les encante, varios estudiantes deben asistir a clases según lo dicta su horario. La Universidad Metropolitana de Occidente no es la excepción, por lo que recibe a sus cientos de alumnos.

El campus ubicado sobre Calzada Independencia Norte es el elegido por aquellos que desean terminar sus estudios universitarios, pues aquí no sólo hay recién egresados de preparatoria, sino también adultos que aún desea concluir una carrera, es por eso que los sábados se vuelven el día más concurrido de la semana.

Desde la entrada se percibe la pesada jornada, pues sumado a que el plantel está a tope, los estudiantes se encuentran en exámenes. No falta ver por los pasillos correr a uno que otro o a aquellos que esperan a que su maestro llegue al aula.

Los trajes, vestidos, zapatos bien limpios y una impecable apariencia se vuelven parte de las instalaciones, pues es parte de lo que piden los docentes para las evaluaciones.

En las paredes de la primera planta se tienen algunos avisos pegados, entre ellos, aquel que habla sobre cubrir los gastos para poder presentar las pruebas; además de aquella que anuncian cursos o las exposiciones de algunos grupos.

El personal administrativo también se sitúa en este piso y son quienes mayor labor tienen cuando es temporada de inicio de cursos, ya que las entrevistas de ingreso mantienen llena esta sala. Más al fondo, los laboratorios de alimentos no pasan desapercibidos por su impecable apariencia para los visitantes.

En la segunda planta se conectan decenas de salones donde las clases de las licenciaturas, especialidades, maestrías y diplomados están a la orden del día, pues la mayoría de los grupos se encuentra en aplicación de exámenes. El papel, el lápiz, los conocimientos y tranquilidad inundan el ambiente.

Los que no están en clases aprovechan para desayunar o platicar en los pasillos, mientras algunos profesores se centran en calificar las pruebas. El laboratorio de cómputo también es parte del estrés.

En el último piso, los salones también reservan la misma situación; sin embargo, los alumnos de maestría esperan a las afueras del auditorio, lugar donde aplican sus clases.

A pesar de que se aproxima el medio día, las instalaciones de la universidad no dejan de tener presencia. La razón es que esta escuela se ha vuelto la mejor opción para todos aquellos que aún buscan culminar sus estudios con los planes de estudio que les funcione mejor dependiendo sus obligaciones laborales, por lo que la diversidad de edades es notable.

Objetivos

  • Formar profesionistas éticos y productivos capaces de contribuir en su contexto social y cultural mediante su preparación profesional
  • Posicionar nuestro modelo educativo como una opción altamente solida de formación
  • Potencializar las habilidades y aptitudes de nuestros educandos en cada una de sus áreas de profesionalización4
  • Motivar el intercambio de conocimiento en diversas disciplinas, para fomentar un crecimiento integral del estudiante
  • Incorporar a nuestros egresados en la planta productiva 

JJ/I