El Ángel Leaño dejará de ser hospital

TRANSFORMACIÓN. Incluso ya fueron retiradas de la fachada las letras en gran formato que lo identificaban como hospital. (Foto: Jorge Alberto Mendoza)

El hospital Doctor Ángel Leaño, de tercer nivel, dejó de operar en julio de este 2018. De acuerdo con Antonio Leaño Reyes, empresario y rector de la Universidad Autónoma de Guadalajara, se decidió que las instalaciones que anteriormente funcionaban como nosocomio permanezcan sólo como parte de la Facultad de Medicina y se avoquen únicamente a la docencia.

Dicho hospital, ubicado en la colonia Los Robles en lo que anteriormente formaba parte del bosque Nixticuil, inició labores en 1973 y llegó a contar hasta con 20 especialidades, sin embargo, terminó su labor para el público, por lo que incluso ya fueron retiradas de la fachada las letras en gran formato que lo identificaban como tal.

“Está operando como hospital pero transformado para la parte académica, ya dejó de funcionar, de dar servicio al público, pero va a seguir funcionando para la academia. Ahorita está funcionando el hospital Ramón Garibay para cubrir ese servicio. Ahí (Los Robles) seguirá siendo escuela”, dijo en una breve entrevista.

A espaldas de dichas instalaciones, el pasado 1 de septiembre activistas alertaron por retiro de vegetación y movimiento de tierra en una zona que todavía forma parte del bosque, se trata de un proyecto inmobiliario denominado Miralto Residencial que, dos días después, fue clausurado por Inspección y Vigilancia de Zapopan debido a que carecía de licencia de construcción.

Por la cercanía de este predio con el hospital–escuela de la UAG se le cuestionó al rector si tenía relación con este desarrollo habitacional, sin embargo, descartó tener algo que ver con éste y además rechazó que por parte de las empresas Leaño exista un proyecto inmobiliario en la zona que anteriormente era hospital abierto al público.

JJ/I