Lemus 2015: auditor advertido

El auditor superior Jorge Ortiz Ramírez recibió un llamado para que se conduzca con institucionalidad y pleno respeto a la ley respecto a la Cuenta Pública 2015 del alcalde de Zapopan, Jesús Pablo Lemus Navarro, que contiene un cargo por mil 282 millones 982 mil 630.44 pesos.

Como lo referí días atrás, de manera ilegal, irregular, mañosa y tramposa, la Comisión de Vigilancia, presidida por Hugo René Ruiz Esparza, elaboró un acta llena de inexactitudes e inconsistencias de una presunta sesión en la que se dictaminó dicha cuenta, supuestamente en el plazo que marca la ley, y en la que propuso regresar a la Auditoría Superior del Estado (ASEJ) el informe final de dicha cuenta porque Lemus entregó documentación aclaratoria para solventar el millonario cargo. (Entre Semana, 03/09/18).

Este dictamen fue puesto a consideración del pleno del Congreso que también actuó mayoritariamente de manera ilegal, irregular, mañosa y tramposa, elaborando un Acuerdo Legislativo con carácter de dictamen, plagado de inexactitudes e inconsistencias, aprobando que la Cuenta Pública 2015 se regresara a la ASEJ. (Entre Semana, 28/08/18 y 04/09/18).

Ante esta burda maniobra con la que pretenden impune y flagrantemente lavarle la cuenta pública a Jesús Pablo Lemus, el diputado Hugo Rodríguez Díaz le envió una carta al auditor Ortiz Ramírez en la que le hace ver la ilegalidad del proceso y le exige se comporte en el marco de la institucionalidad y de la ley.

En la carta recibida en la Oficialía de Partes de la ASEJ el 24 de agosto, el diputado Rodríguez Díaz le pide al auditor superior que “tome en consideración” la “violación al principio de legalidad y debido proceso”, recordándole que en la Ley de Fiscalización “no se prevé que después de la presentación del informe final, los sujetos fiscalizables puedan presentar elementos adicionales ante el Congreso” y que “el Congreso carece de facultades para recibir información y no es competente para hacer el análisis de la misma”, además de que refiere lo que dicen los artículos 15, fracción IV, el 88 y 89 de la Ley de Fiscalización.

“Como podemos ver –le dice el diputado–, la ley no establece que pueda presentarse información ante el Congreso y abrir una segunda etapa para la aclaración de observaciones como indebidamente se hace en los acuerdos legislativos, y sin que además esté fundada y motivada la devolución de las cuentas…”.

Reitera que la devolución del informe final de la Cuenta Pública 2015 de Zapopan “es ilegal y carece de sustento”, y solicita que de confirmarse sus razones planteadas en el texto se le proporcione un informe en el que “señala las causas y motivos por las cuales la auditoría no está considerando la información o aclaraciones que se hicieron llegar al Congreso…”.

Para cerrar su texto, el diputado le solicita al auditor “asumir una posición institucional y firme apegada al debido proceso establecido en la Ley de Fiscalización aplicable, y en ese sentido mantener el informe final presentado, pues sería un absurdo tener como causa grave algo que contradice la propia ley, violando el procedimiento al establecer etapas no previstas, y por otro lado, sobre el fondo del asunto no está de más señalar que el análisis y causas que señala el acuerdo para tener presumiblemente solventadas las observaciones, son endebles pues no señala de manera fundada y motivada por qué la documentación presentada al Congreso está subsanando las diversas irregularidades detectadas puntualmente por la auditoría…”.

Por último, trascendió que extrañamente llegó a oídos del alcalde Lemus Navarro la existencia de esta carta, por lo que habría que preguntarnos si el titular de la ASEJ ya tomó partido o no tiene control sobre la correspondencia que recibe y ésta fue filtrada. Pero hay más.

ES TODO, nos leeremos ENTRE SEMANA.

JJ/I