Uribe acusa infiltración del crimen en comisaría

ESTIMACIÓN. Hace más de un año, el primer edil declaró a este medio que “entre 85 y 90 por ciento” de los agentes de Tlajomulco eran de primera. (Foto: Alfonso Hernández)

Tras el asesinato de José Luis Flores Zimbrón, comandante de la Policía de Tlajomulco de Zúñiga, el alcalde Alberto Uribe Camacho acusó que dentro de la comisaría hay oficiales infiltrados del crimen organizado, pues tiene evidencia de que cuando pidió licencia para coordinar la campaña del ahora presidente electo en Jalisco, Andrés Manuel López Obrador, una patrulla de la corporación escoltó a pipas robadas.

El edil aseguró que hay policías “infiltrados, hay mandos que tenemos que revisar, (tenemos) pruebas de elementos y vehículos escoltando unas pipas robadas en mi ausencia como presidente”.

Aunque informó que está en curso una investigación correspondiente por tal hecho, confesó que no tiene a quien recurrir para avanzar en la indagatoria.

Sobre el homicidio del mando policiaco asignado al sector 1, Uribe Camacho dijo que lo conocía desde hace mucho tiempo y precisó que tenía más de 10 años de experiencia en la corporación. Lo describió como alguien con una disciplina importante, “(era) muy querido por la comunidad, muy querido como policía comunitario”.

La noche del lunes, Flores Zimbrón fue emboscado y desde dos camionetas lo acribillaron en los cruces de avenida Terranova y Circuito Ontario, en el fraccionamiento Villas Terranova. En la escena del crimen, el auto del policía quedó impactado en una palmera; a su llegada, personal forense localizó varios casquillos de arma de fuego calibre 223.  

El alcalde adelantó que hoy se rendirá un homenaje a Flores Zimbrón en el Salón de Usos Múltiples del Centro Administrativo Tlajomulco (CAT).

ANTECEDENTE

La de ayer no es la única vez que la comisaría de Tlajomulco se ve envuelta en señalamientos por tener elementos que sirven al crimen organizado, pues en febrero de 2017, la captura de dos agentes dejó al descubierto que había elementos que estaban en una segunda nómina pagada por delincuentes, reveló el propio Uribe Camacho.

“Las Policías en el país, tengo la convicción desde hace muchos años, de alguna u otra manera están cooptadas por el crimen organizado. No todas ni todos los policías son malos. Te podría decir que de nuestra corporación, entre 85 y 90 por ciento de nuestros policías deben ser de primera. Claro, a algunos les falta más capacitación, a algunos más habilidades. Pero el resto, que es el que está bajo una nómina del crimen organizado, evidentemente juegan de halcones, llegan a secuestrar, llegan a hacer muchas cosas, incluso uniformados”, declaró el alcalde a este medio en ese entonces.

Tras revelarse dicha “segunda nómina”, 90 policías de Tlajomulco fueron desarmados y enviados a la academia de la Fiscalía General del Estado (FGE).

REVISIÓN

90 uniformados fueron enviados a evaluación a la fiscalía en febrero de 2017. La causa: una posible infiltración del crimen organizado

_____________

FRASE

“(Hay policías) infiltrados, hay mandos que tenemos que revisar, (tenemos) pruebas de elementos y vehículos escoltando unas pipas robadas en mi ausencia como presidente”
Alberto Uribe Camacho, alcalde de Tlajomulco

JJ/I