Viaje al centro de Arreola

(Foto: Alejandra Carrillo)

Sonando las campanas y con la promesa de un libro en mente, alrededor de veinte ciclistas y lectores dieron una vuelta en bicicleta en homenaje al Centenario del escritor zapotlense Juan José Arreola y a unas horas del Día Estatal Sin Auto. 

Al final de la rodada, que comenzó en la Rambla Cataluña y terminó en el Ex Convento del Carmen, los lectores escucharon una charla y anecdotario de la boca de José María Arreola, el nieto roquero del escritor centenario. 

“Todas esas celebraciones a mí y a toda la familia nos han llevado a mi abuelo de regreso al centro de Arreola”, dijo sobre las celebraciones del centenario en todo el estado y en Zapotlán principalmente.

“Han logrado hacerme recordar, llevarme a la infancia sobre todo donde uno comienza a leer a encontrarse y a formarse”.

Que la precisión y la brevedad no son otra cosa más que ritmo y en eso quiso parecerse a su abuelo, fue el comentario que siguió. Y por ahí antes de recordar tres instantáneas confesó que nunca habló de literatura con su abuelo. “Tuvimos un acercamiento más en lo cotidiano que en la literatura instantánea, y que iba a la carnicería y que nos miraba para suspirar porque habíamos elegido batería y bajo”, dijo entre risas.

JJ