Cardozo se va con sabor a derrota

(Foto: Omar Fares)

José Saturnino Cardozo no pudo ocultar la frustración de que estuvo a pocos segundos de quedarse con la victoria, y en sólo un instante perdió la oportunidad de entrar a la zona de clasificación.

Lo más complicado para asimilar el empate con sabor a derrota es que el técnico de Chivas sabe que su equipo fue superior tal como lo aceptó su colega de Querétaro.

“(Nos vamos) con sabor amargo por cómo jugó el equipo. Se vio únicamente un equipo en la cancha que planteamos un partido en donde fuimos siempre al ataque, tuvimos el control del juego los 90 minutos”, dijo el timonel paraguayo en la conferencia de prensa.

Cardozo advirtió que la manera en que le empataron el juego no desanima a su equipo de cara a una semana con dos partidos clave; uno en la Copa ante Pumas, y el otro, el Clásico Nacional ante América en la Liga MX.

“El equipo no se va para abajo porque hicieron un gran partido. Siempre se levanta el equipo porque dejan todo y tienen que salir ellos con la frente en alto. Jugaron buen futbol y cada uno tiene su propuesta. Me gusta que el equipo juegue bien. Estamos fuertes, unidos y trabajando con predisposición, viene un Clásico, Pumas, y estamos motivados por no bajar nunca los brazos. Vamos a seguir jugando igual”.

El timonel se refirió bien a Alan Pulido, quien pudo anotar su primer gol del torneo, y señala que su nivel futbolístico nunca ha bajado sino sólo se ha visto afectado por una lesión que lo marginó durante cuatro partidos.

“Siempre estuvo bien. Entrena bastante bien y él no salió por bajo rendimiento, sino por una lesión y el equipo ganó tres partidos. Siempre trabajó como profesional, siempre sumando, apoyando entonces aquí no hay jugadores mal anímicamente.

“Son profesionales y en el campo o en los entrenamientos siempre se dialoga y llegamos a acuerdos. Hoy entró, hizo buen partido, pudo hacer un gol que ayuda bastante, no está mal anímicamente pero esto ayuda a crecer como jugador”, aseguró Cardozo.

JL