Quinto Patio

Después de conocerse la existencia del tráiler que deambulaba por la zona metropolitana con cuerpos humanos, al margen de las grillas políticas, lo que queda al descubierto es la tremenda ineficiencia del Instituto Jalisciense de Ciencias Forenses (IJCF) y de la Fiscalía General del Estado. Ninguno de los 444 cadáveres que fueron almacenados tenía una ficha formal y por eso no podían ser inhumados, mucho menos reconocidos o reclamados.

Incluso en el caso de los 60 cuerpos que sí tenían información, ésta no fue procesada debidamente y a lo más que llegaron fue a elaborar una tabla de Excel. Así, como lo lee. Es decir, ya ni pensemos en una base de datos que permitiera cruzar la información de personas reportadas como desaparecidas y cuerpos no identificados.

Resulta que entre las personas muertas hay quienes fueron asesinadas, pero también quienes perdieron lo vida en un accidente o por causas naturales, pero no están clasificadas. ¡Uf!

***

En más del desastre en el IJCF, les contamos que en cuanto al equipo para almacenar cuerpos, en abril se entregó la cotización de una cámara de refrigeración, pero luego no se presentó el proyecto ni se hizo la gestión formal para que se asignaran recursos. Por si fuera poco, desde 2015 se eliminó la agencia del Ministerio Público que ahí estaba. La cereza en el pastel es que sí había insumos para la identificación, ya que con esos mismos se está trabajando y no ha sido necesario comprar más. En resumen, no es casual que se hubieran acumulado los cuerpos.

***

Para seguir con el IJCF, añadamos que las familias que provienen de diferentes entidades esperan noticias sobre sus desaparecidos. Van y vienen, esperanzadas. Se enteraron ya que ni siquiera los cuerpos no identificados están correctamente registrados. Si antes les habían dicho que no estaban los restos de sus familiares, ahora crece la posibilidad de encontrarlos.

Piden que si en el instituto van a identificar un cuerpo, poner una etiqueta, que lo haga bien. De eso depende el fin del dolor o una interminable incertidumbre. Las familias ya ni siquiera piden que cese la violencia, la pugna entre cárteles o que pongan más policías. Sólo piden que haya dignidad para los muertos. Demandan trato digno para los indefensos, los vulnerables, los que ya se fueron de este mundo.

***

En los pasillos del gobierno del estado se confirma que el mandatario Aristóteles Sandoval no quiso meterse en líos (¡mááásssss!) y por eso pateó el bote del reparto de notarías para la próxima administración. Esta vecindad dio a conocer que el examen para los aspirantes se cambió de fecha hasta el 18 de enero de 2019, cuando el gobernador será el emecista Enrique Alfaro. El actual titular del Ejecutivo incluso pensó en dejar sin efectos la convocatoria, pero sus asesores jurídicos le dijeron que corría el riesgo de que le llovieran amparos de quienes han mostrado interés.

***

Reapareció el dirigente del Partido Verde en Jalisco, Enrique Aubry. “Espero que los pueda ayudar en algo y que de mis errores puedan aprender lo que no se debe de hacer, y de mis cualidades qué podemos hacer o mejorar para la vida pública de Jalisco”, dijo a sus correligionarios. El diputado local con licencia y “apasionado” de la política, calificativo que usa para matizar su carácter violento, se reunió este fin de semana con alcaldes y regidores verdes para instarlos a dar lo mejor de sí en el trienio por comenzar.

Y en el PRI iniciaron los foros de consulta Exprésate, de los que esperan obtener la fórmula mágica para revivir. Empezaron por lo básico, lógico y elemental: las razones de la derrota. Muchos pensarían que con leer los titulares de noticias o tantito sondeo en las calles bastaría, pero los priístas siguen echándole sesos para no volver oooootra vez a equivocarse… eso dicen.

***

La del estribo: “Jalisco en los últimos años ha sido el modelo ideal de la agricultura que habría que repetir”, afirma el secretario de Desarrollo Rural, Héctor Padilla Gutiérrez. ¡Quihubo, criticones! ¿Ofrecerá Padilla el know how del “modelo ideal”?

qp@ntrguadalajara.com

JJ/I