Semefo no procesó pruebas de cuerpos

Versión. Según la Secretaría General de Gobierno, la falla con los cuerpos estuvo siempre del lado del Instituto Jalisciense de Ciencias Forenses. (Foto: Jorge Alberto Mendoza)

Ni siquiera los datos de los 60 cuerpos que estaban identificados habían sido procesados. Entre las 444 personas que murieron y cuyos cadáveres fueron almacenados en el Instituto Jalisciense de Ciencias Forenses (IJCF) hay quienes fueron asesinadas, fallecieron en un accidente y hasta de muerte natural. Integrar las fichas que permitan que sus familiares los reclamen ha sido un trabajo que prácticamente empezó de cero.

Además, hay cuerpos que tenían hasta dos años, señaló el secretario general de Gobierno, Roberto López Lara. En entrevista con El Diario NTR Guadalajara, el funcionario relató que sí había equipo y material para hacer las pruebas que permitieran inhumar los cadáveres con la información que marca la ley para su identificación, pero el trabajo no se hizo. La prueba es que no ha sido necesario comprar insumos adicionales.

López Lara señaló que se labora en la integración de las fichas y que el trabajo estará concluido en las próximas semanas, aunque no precisó cuántas. Eso sí, afirmó que no heredarán este problema a la próxima administración, que comienza en diciembre.

Para la integración de las fichas de los cuerpos que serán sepultados es necesario que se realicen al menos cinco exámenes: odontológico, de ADN, la necropsia, dactilar y las fotografías forenses. Ninguno de los cuerpos que estaban almacenados la incluía, y aunque en algunos casos sí se habían hecho las pruebas, no se procesaron, explicó la subsecretaria de Asuntos Jurídicos de la Secretaría General de Gobierno (SGG), Martha Gloria Gómez Hernández.

En el mejor de los casos los datos fueron capturados en una hoja de Excel. Sin embargo, la información no fue procesada de manera que pudiera cruzarse con las carpetas de investigación que lleva la Fiscalía General. Además, afirmó López Lara, desde 2015 se eliminó la agencia del Ministerio Público que había en el IJCF, la cual se volvió a instalar el jueves.

La agencia es necesaria, explicó José Luis Leal Campos, subsecretario de Enlace Legislativo y Concertación Social, porque es la que vincula los perfiles de los cuerpos con las carpetas de investigación que se abren en las agencias especializadas.

Dos cuerpos reclamados

Hasta ayer, ante la identificación de los primeros cuerpos ya había dos reclamados. Uno había sido ubicado antes de que empezara este proceso y ya fue entregado, y el otro era de una persona que murió por enfermedad, pero que su familia no tenía dinero para los trámites ni la sepultura. En este último caso, informó el secretario, se proporcionó una carroza, y aunque se usó una de las criptas que adquirió el gobierno del estado, se dieron las facilidades para que la familia organizara un pequeño funeral.

Para inhumar los cuerpos se contrataron 400 gavetas con igual número de servicios y el mantenimiento de las áreas comunes con el Ayuntamiento de Guadalajara, al que se le pagó un millón 752 mil 240 pesos. En este caso, la temporalidad es de 10 años. Además, están las 500 criptas que se adquirieron en El Salto, cada una por 7 mil 700 pesos, aunque en este caso es “a perpetuidad” (3.8 millones de pesos).

Cámara de refrigeración

En un oficio enviado en abril a la SSG, el ex director del Instituto Jalisciense de Ciencias Forenses Luis Octavio Cotero Bernal incluyó una cotización del equipo necesario en el organismo, por 27.7 millones de pesos. En el listado se incluye una “cámara de refrigeración de cuerpos de personas fallecidas sin reclamar y con antecedentes de desaparición”, que tendría un costo de 1.7 millones de pesos.

La petición es para que ese equipo se comprara con cargo a los recursos del fideicomiso 11332 de Nuevo Sistema de Justicia Penal y Juicios Orales en el Estado de Jalisco. Sin embargo, según documentos en poder de este diario, la única gestión formal que se hizo, marcada como un proyecto prioritario, fue para “una póliza anual de servicio para infraestructura de videoconferencias”, por un monto de 272 mil 640.14 pesos.

La compra de las cámaras de refrigeración se programó hasta 2019, pero serían dos para 12 y 18 cuerpos, respectivamente. Con esto, agregó Leal Campos, no se resuelve el problema.

El secretario general de Gobierno aceptó que la falta de espacio para guardar los cadáveres había sido planteada por Cotero Bernal; sin embargo, aseguró que nunca presentó un proyecto ni hizo una gestión formal para que se asignaran recursos. De hecho, afirmó que en el proyecto de presupuestos que enviaba, esa partida siempre apareció en ceros.

José Luis Leal dijo también que están a la espera de que el Instituto Nacional Electoral proporcione información que podría ayudar a un proceso más rápido de identificación. El organismo se había negado, argumentando la protección de datos personales, pero aclaró que una investigación ante un delito es una excepción.

Un parche

Se programó la compra de cámaras de refrigeración para 2019, pero una es para 12 y otra para 18 cuerpos, situación que, aceptan, no soluciona el problema

Sí, pero no

El ex titular del IJCF sí planteó la falta de espacios para guardar cuerpos, pero nunca hizo una gestión formal ni presentó proyecto para la asignación de recursos, asegura Roberto López Lara

Dejan muestras a Policía Científica

Cientos de personas con familiares desaparecidos esperaron hasta cinco horas para entregar muestras biológicas con la esperanza de que, al confrontarlas con la base de datos nacional, les indique el paradero de los restos de padres, hijos, esposos.

El personal de la Policía Científica de la Policía Federal recibió en el Centro de Salud Yugoslavia de la colonia La Penal de Guadalajara a quienes buscan a algún familiar. También acudieron a Tlajomulco, donde también recolectaron muestras.

Francisco Hernández Casillas y su madre acudieron a entregar por segunda vez muestras biológicas para localizar a su hermano, José Carlos, quien desapareció desde julio de 2014.

José Carlos tendría 42 años. Carpintero y pintor, recibió una oferta laboral para ir a Sonora. Preparó sus cosas, tomó su autobús y jamás se reportó.

Así empezó el peregrinar de Francisco en dependencias del estado con la apertura de la carpeta de investigación y después en Sonora, donde la búsqueda no ha arrojado resultados.

Lo que confunde a su hermano es que, aunque le van a hablar, ha sabido es que en varios estados a los no identificados “a unos los creman, los tienen en lugares específicos, pero los exhortos que debe mandar la fiscalía a esos estados nunca llegaron”, por lo que no tiene la certeza de que se confronte con ninguna muestra biológica.

Por otra parte, el titular de la Fiscalía Especializada en Personas Desaparecidas, José Raúl Rivera Rivera, aclaró que no todos los cuerpos son del área que encabeza, sino que la mayoría son de la de homicidios. Sin embargo, no precisó cuántas carpetas de investigación hay de desaparecidos ni cuántos ha localizado desde que asumió el cargo.

Además, agregó que el delito de desaparición es complejo de investigar, a lo que añadió que en la indagatoria los colectivos se involucran y son quienes proporcionan información importante. En ese sentido, destacó la función de esos grupos, con quienes van de la mano, dijo Rivera Rivera.

Hubo personas que acudieron a entregar sus muestras con una identificación oficial. El comisario de la División Científica de la Policía Federal, Ariel Badillo Lozano, explicó: “Algunas personas presentan denuncias, y si no las tienen, no es necesario que las tengan”, aunque aclaró que se invita a los asistentes a que la formalicen.

En marzo se recolectaron 726 muestras biológicas. Este viernes y sábado se recolectaron 554.

Lamenta ONU-DH trato a los cuerpos

La Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos (ONU-DH) lamentó el manejo que se da en Jalisco a los cadáveres de personas no identificadas ante la saturación que se registra en las instalaciones forenses.

Después de que uno de los tráileres con cámaras frigoríficas en que se mantienen cientos de cuerpos fuera trasladado por las autoridades por distintos puntos de la metrópoli (hecho que causó indignación pública, particularmente entre colectivos que aglutinan a familiares de personas desaparecidas), el organismo internacional mostró su preocupación por los hechos.

“La Oficina considera que este caso, junto con otros que se han conocido en el pasado en otros lugares, ilustra la falta de capacidad y, en ocasiones, de voluntad de las autoridades en distintos estados del país, para cumplir con los mínimos estándares de dignidad y respeto hacia los cuerpos de las personas fallecidas, cualesquiera que sean las circunstancias en las que murieron”, expresó la instancia internacional a través de un comunicado.

Por ello, instó a las autoridades estatales para que en el corto plazo lleven a cabo “las medidas necesarias para su apropiado manejo y preservación”.

El caso, que abrió una crisis en el gobierno de Jalisco y alcanzó trascendencia internacional, ha provocado hasta ahora la destitución del otrora titular del Instituto Jalisciense de Ciencias Forenses, Luis Octavio Cotero Bernal, y del fiscal general, Raúl Sánchez Jiménez. Darío Pereira

JJ/I