Semefo ‘se guardó’ 33 millones de pesos

Sí hay. Pese a tener recursos, no se marcó como prioritaria la compra de equipo. (Foto: Jorge Alberto Mendoza)

Las omisiones para la identificación de cuerpos de personas y su adecuada disposición en el Instituto Jalisciense de Ciencias Forenses (IJCF) no se dieron por un problema de dinero.

Cada año, este organismo registró ahorros. Además, en el presupuesto nunca se previó la compra de equipo médico y de laboratorio, pues la partida se programó en ceros.

Según la información que aparece en los estados financieros del IJCF, cada año obtuvo más recursos de los presupuestados, pero no gastó todo el dinero que recibió. De 2015 a 2017 registró un subejercicio de 33.3 millones de pesos, mientras que en el gasto de este año ya aparecen ahorros por 6.8 millones de pesos.

En 2015, el instituto tuvo un presupuesto aprobado de 177.5 millones de pesos, pero en el transcurso del año recibió de diferentes fondos relacionados con la seguridad otros 22.7 millones de pesos, para un total de 197.2 millones de pesos. Sin embargo, al finalizar el año había gastado 190.4 millones de pesos, por lo que registró un subejercicio de 6.8 millones de pesos.

Cada año, el monto de los recursos que no se gastaron aumentó. En 2016, el gasto aprobado para el IJCF fue de 185.3 millones de peso y durante los 12 meses recibió 28.4 millones de pesos adicionales, por lo que disponía de 213.8 millones, de los que únicamente ejerció 202.2 millones de pesos.

El año pasado, el subejercicio superó los 14.8 millones de pesos. Se aprobaron 202.8 millones, pero se asignaron 26.6 millones adicionales, para un monto total de 229.5 millones de pesos. Sólo se ejercieron 214.6 millones.

Lo anterior significa que el IJCF no utilizó más de 5 por ciento de los recursos que le fueron aprobados.

Prioridad, la nómina

La compra de equipo adicional para procesar las muestras de los cuerpos que se recibían, así como su disposición adecuada, no estuvo en los planes del IJCF, a pesar del incremento en el número de personas muertas que les eran remitidas.

En una revisión a los presupuestos a ejercer, desde 2015 hasta 2018, en todos aparecen las partidas 5300, denominada “equipo e instrumental médico de laboratorio”, y la 5311, “equipo médico y de laboratorio”, en cero. Incluso, en 2017 la partida, que forma parte del capítulo “Muebles e inmuebles”, ni siquiera se menciona.

Lo que sí se marcó como prioridad fue el pago de nómina, al que se iba la mayor parte de los recursos de los que disponía el instituto. En 2015, el pago de servicios personales, que incluye sueldos y prestaciones, representó 85.7 por ciento del total presupuestado. Al año siguiente se redujo a 82 por ciento, pero en 2017 volvió a aumentar a 84.7 por ciento. Este año implica 83.4 por ciento.

Además, tanto en 2016 como en 2017 se gastó en la nómina más de lo presupuestado. El año pasado, el ejercicio adicional fue superior a los 5.1 millones de pesos, mientras que el año previo se gastaron casi 7 millones de pesos adicionales en salarios.

NÚMERO

6 millones 805 mil 741 pesos son los ahorros que se han presentado en 2018

Niega Tlajomulco el espacio para cuerpos

Los panteones de Tlajomulco de Zúñiga ya no cuentan con espacios, por lo que es necesario hacer al menos otros dos, uno en la zona Valles y uno que quedó pendiente en San Sebastián, reconoció el presidente municipal Alberto Uribe Camacho.

El primer edil confirmó que la Secretaría General de Gobierno le solicitó espacios para inhumar algunos de los 444 cadáveres de personas no identificadas, de los cuales 322 se encuentran en dos tráileres, pero se negó porque no hay espacios en sus cementerios ni para los propios habitantes.

“En todo el municipio tenemos una gran crisis de espacios en panteones, esta zona de Santa Fe y Chulavista no tiene un solo panteón, entonces, ante la llamada del secretario de Gobierno, le expliqué esta problemática, por lo cual nosotros no podíamos generar espacios porque no los tenemos ni para el municipio, hay una verdadera crisis en esta materia y las últimas administraciones no hemos hecho gran cosa por caminar en el tema de los panteones”.

Añadió que durante su administración logró resolver una problemática judicial que existía con un predio en el poblado de San Sebastián, en donde se construiría un camposanto, pero que éste a final de cuentas no se concretó.

“A estas cosas no te metes normalmente (a ver los espacios disponibles en panteones), tendrías que meterte mucho más, pero, por ejemplo, a esta zona (Santa Fe) le urge un panteón”.

Aseguró que hacen falta muchísimos espacios en los panteones de Tlajomulco, pero no precisó de cuánto es el déficit ni el número total de cementerios en dicho territorio.

“No recuerdo el número exacto, pero todos los poblados tienen su panteón, la mayoría de ellos están prácticamente saturados también, pero la mayor crisis la tenemos en esta zona y en San Sebastián, que ya tenemos el terreno, que ya tenemos para avanzar, nada más no se terminó el panteón”.

De acuerdo con la página web del ayuntamiento, hay ocho cementerios municipales en Tlajomulco.

Uribe Camacho dijo que algunos de los pendientes que dejará cuando concluya su administración no se concretaron por falta de voluntad, como la regulación de vehículos de transporte de carga en prolongación López Mateos y las rutas troncales que conectarían la zona Valles con la Línea 1 del Tren Ligero.

JJ/I