INICIO > OPINION
A-  | A  | A+

Asamblea entre risas

El martes 25 inició la 73 Asamblea General de las Naciones Unidas (ONU), con sede en Nueva York, Estados Unidos. En materia de retórica internacional la Asamblea General enarbola las directrices de la agenda internacional. Como cada año, desde su  fundación en 1945, los jefes de Estado de los Estados miembros, 193 actualmente, se reúnen para plantear su particular visión del escenario global.

Los discursos enarbolan la complejidad de las distintas problemáticas que afrontamos como humanidad. Las posturas se complementan y se contraponen para dar forma los difíciles acertijos a resolver, incluso existen ocasiones en las que el objetivo de lo enunciado es agravar el problema más allá de resolverlo.

Cada pausa, palabra y tono acordado fue calculado por los asesores de discurso. En teoría, en las relaciones internacionales no existen casualidades, cada frase, punto y coma tendría que ser cuidado a detalle. No obstante, en esta edición no ha sido así, algunos discursos han dado mucho de qué hablar y reír.

A Donald Trump le tomó menos de un minuto para que la audiencia se riera de sus palabras. Con una visión por demás sesgada, el empresario afirmó que en menos de dos años de gestión se ha logrado más que casi cualquier gobierno de las barras y las estrellas. A pesar de no haber asistido al Gran Salón de la Asamblea General lo dicho también me causó gracia.

Lo anterior, no tiene relevancia alguna, únicamente confirma la demagógica visión de Mr. Trump, quién nos ha brindado una anécdota memorable en la historia de este evento internacional. Por otro lado, también existen discursos intrascendentes, como el de nuestro presidente Enrique Peña Nieto, quién ha demostrado cabalmente que una de sus debilidades es articular mensajes en público, y que a escasos 80 días su capital político es meramente simbólico. Otro chiste que se cuenta solo, es Nicolás Maduro. 

En asuntos importantes, Benjamín  Netanyahu ha acusado a Irán de mantener vivo su programa nuclear para desarrollar un arma atómica, y aplaudió la decisión de Dondald Trump de haber dado por terminado el programa nuclear iraní. Por otra parte, Mahmud Abbas, representante de la comunidad Palestina, manifestó que “Jerusalén no está en venta” y rechaza la posibilidad de tener a EU como mediador en Oriente Medio. En resumen, la solución política a la confrontación sigue siendo un sueño inocente.

China y Rusia, el bloque más poderoso del planeta, han solicitado aminorar las sanciones a Corea del Norte. Leyendo entre líneas, lo solicitado por China y Rusia servirá como termómetro para medir la influencia de los gigantes asiáticos.

En lo que respecta a América Latina, el auxilio económico es la línea principal. Seguimos siendo la región que escala unas escaleras eléctricas en sentido opuesto; nuestro desarrollo es un espejismo en movimiento, pese a creer que avanzamos la escalera retrocede. Continúa la apuesta por un mercado común, principalmente en América Central. Asimismo, cabe destacar el excelente discurso de Miguel Díaz-Canel, quién se desliga de la etiqueta de “reformador” que algunos medios mal informados ostentaron en colgarle, él asegura la continuidad del castrismo.

Con días porvenir, la Asamblea General dejará mucho que analizar.

jeyayo@hotmail.com

JJ/I