Joven gana premio de labrado con cantera-madera

Lapidaria. Javier Sánchez, originario de Zapoltitic, pero radicado en Guadalajara y egresado de la Universidad de Guadalajara, ganó el primer lugar con su obra Felina. (Foto: Cortesía)

Ayer concluyó el Concurso de Labrado en Cantera y Lapidaria de este año que organiza el Instituto de la Artesanía Jalisciense y el patronato de las Fiestas de Octubre. Entregaron ahí los premios a los artesanos tapatíos que presentaron sus obras. 

El primer premio se lo llevó el escultor Javier Sánchez, originario de Zapoltitic, pero radicado en Guadalajara y egresado de la Universidad de Guadalajara. Su obra Felina es una escultura abstracta basada en la forma de los felinos de cantera-madera, una cantera especial, amarilla, originaria de Aguas Calientes y que, dijo en entrevista, le gusta por la facilidad de moldearla.

“Me siento muy emocionado, ya tenía cuatro año participando y por fin este año se logró el primer lugar, estoy contento y agradecido de este premio. Mi trayectoria es de apenas cinco años, pero me siento satisfecho con el resultado”, dijo.

Sobre el concurso de labrado señaló que lo más valioso fue convivir con otros artesanos de cantera que le enseñaron nuevas formas de ver y trabajar esta clase de escultura que lleva su firma personal en los diseños que él mismo bosqueja.

“Fui conociendo poco a poco este material, al principio usé marmol en la escuela pero fui conociendo gracias a mis compañeros, mi padre trabaja con la madera y yo fui buscando mi camino en diferentes talleres”.

El artesano de 25 años contó también que ahora mismo se encuentra trabajando en una escultura que formará parte de la Biblioteca Pública de Jalisco Juan José Arreola y que homenajea al propio autor en su centenario. Dijo que en ella inmortalizará la figura del escritor zapotlense, aunque con un diseño más abstracto. Todavía está en pláticas sobre la fecha en que se emplazará la obra.

JJ/I