El viaje (1)

“Una vez en el tren, su vida tomará efectivamente algún rumbo. ¿Qué importa si ese rumbo no es el de T.?” (J.J. Arreola)

 

 

 

Hace meses que un equipo se reúne, discute, piensa e imagina a propósito de la literatura de Juan José Arreola y sus posibles traducciones a lo escénico. Este equipo inicial, conformado por activos creadores de la escena local de distintas disciplinas, trabaja en estos días previos al estreno, jornadas extenuantes.

Hace unas semanas se incorporaron varias decenas de jóvenes bailarines, artistas circenses, músicos, estudiantes de artes escénicas y voluntarios al trabajo. Quien se haya aventurado alguna vez por el espinoso y emocionante camino de la producción de cualquier puesta en escena sabe que esto no es posible sin el trabajo colectivo.

La conciencia de que todo el esfuerzo se evoca a presentar una función de un espectáculo –como arte efímero– es puesta en pausa porque lo que transcurre más importante no es el lugar de llegada, como lo plantea Arreola en el Guardagujas. Los viajes, personales, creativos, los acompañantes, nos transforman. En las puestas en escena de gran formato los ensayos –como los trayectos en los viajes– se vuelven experiencias sorprendentes que afectan tanto o más que el resultado.

Es difícil transmitir la emoción de la colectividad trabajando, ensayando una y otra vez con una total disposición, generosidad y fuerza como las que estos jóvenes están entregando. No todo en nuestro contexto huele a muerte, no todo en nuestro contexto sabe a miedo, no todo en nuestro contexto está perdido. Si pudiera describir estos días lo que más me conmueve es estar compartiendo con cada una de estas personas el enfocarnos en armar un animal compuesto de muchas partes.

Cada uno de los integrantes de este gran equipo –más de 150 personas– tiene mi completo agradecimiento, desde quienes lo creyeron posible gestionado en las instancias administrativas hasta quienes están arriba en el escenario o cuidan todos los detalles técnicos y operativos en ensayos y en el espectáculo con la complejidad que es presentarse en la Plaza Liberación.

En una semana estaremos inaugurando el Festival Sucede con El viaje, un espectáculo inspirado en el universo fantástico de Arreola.

JJ/I