INICIO > SHOW
A-  | A  | A+

Abundan los shows piratas

Montaje. De los 17 espectáculos de Peppa Pig que vinieron a Guadalajara, sólo el de Gou Producciones (foto) tenía los permisos legales. (Foto: Especial)

Aunque no es un dato para presumir, México es de los países que más shows piratas ofrece en cuestión teatral.

Para que te des una idea, todos los shows de Coco que rondan por el país, ninguno cuenta con los permisos ni paga derechos de autor a Disney. Y por ejemplo, de los 17 espectáculos de Peppa Pig que vinieron a Guadalajara, sólo el de Gou Producciones tenía los permisos legales.

¿Cómo esto impacta en el público? Pueden ser timados con un show de baja calidad, chafa… en fin, defraudados.

“Lo vean como lo vean es un robo, lo que están haciendo es robar a la creatividad de otra gente, como en el caso de Coco porque cobran un boleto en 350 pesos, engañan a la gente y dicen que están amparados, pero eso es robar”, aseguró Mauricio Cedeño, productor teatral.

Las producciones piratas, sin duda, afectan la credibilidad de quienes sí pagan derechos, que sí apuestan por espectáculos de calidad y sí arriesgan su dinero, como es el caso de Cedeño, a nivel local, y a nivel nacional, Alejandro Gou.

“Es tan común, que cada que anuncio una nueva puesta en escena, de corte infantil, diversas compañías teatrales alrededor de la república montan espectáculos piratas de los mismos personajes”, añadió Alejandro Gou.

“Por lo tanto, tomo acciones legales contra dichas producciones, pero es un problema muy serio, debido a la inversión que implica comprar los derechos a las compañías internacionales, así como el pago a los abogados para desmontar las obras piratas”.

Pero Gou dijo que cada que tumban una obra, se pone otra.

“No es justo para los niños que vean algo tan pobre, ni para los padres pagar un boleto por algo que no tiene la calidad que nosotros traemos de forma original con un nivel totalmente mayor en escenografía, botargas, en toda la producción en sí”.

Cedeño, a nivel local, dirigió Rent y otros musicales, y aseguró que los piratas se llevan entre las patas su prestigio de años.

El camino legal

“Yo lo que hago, cuando decido qué obra voy a montar, rento música y texto en Nueva York, lo leo, y si es algo que quiero hacer, entonces lo compro”, explicó Cedeño.

Dijo que se contacta con las agencias que manejan las obras, llena una solicitud explicando quién es, qué ha hecho, para cuántas funciones la requiere, para qué fecha y cuánto costará el boleto, entre otras peticiones.

“Ellos me mandan un presupuesto que desconozco cómo se calcula, quizá tenga que ver con la cantidad de butacas que tenga el teatro con la cantidad de dinero que cuesta los boletos y las fechas, debe ser una ecuación así”, añadió Cedeño.

Por la licencia se cobra un precio y por cada función un monto extra. Si el empresario acepta, se debe firmar un contrato y ya no hay vuelta atrás.

“En el contrato vienen miles de especificaciones, desde el tamaño de los créditos de los autores, el color que debe llevar la imagen, puedes pagar derechos de logotipo, coreografías, muchas cosas, como pequeños paquetes, muy caros”, agregó.

“Durante dos años tú debes tener tus libros de contabilidad abiertos, por si ellos quieren verlos y aparte debes tener boletos reservados para los autores por si ellos quieren venir, aunque nunca lo hacen, pero todo debe ser muy legal”.

Lo que Cedeño ha hecho, de 10 años para acá, es enfocarse en musicales originales, cosas que no se han hecho en gran formato, con la intención de generar en Guadalajara conceptos nuevos y arreglos, como producirla desde cero, y sin agencia de por medio, habla directo con autores en Nueva York y firma contrato.

“Ahí hay libertad absoluta, les avisamos de las nuevas temporadas y aprueban, pues no se especifica cantidad de funciones o temporadas, más bien el contrato es por cantidad de meses. Sólo reportas un porcentaje de ganancias”.

Cedeño negocia los souvenirs, porque en los musicales es algo muy importante para ganar dinero.

En caso de hacer un disco, se produce y debes pagar un porcentaje.

“Todo se reduce a dinero porque tú estás utilizando algo que creó otra persona”, enfatizó Mauricio.

Piden que los verifiquen

El productor Alejandro Gou señaló que parte de la responsabilidad de la proliferación de shows patito recae también en los foros, que deben estar pendientes de que los derechos de las obras estén al corriente.

“Incluso en teatros del gobierno se presentan obras sin pagar derechos y esto es increíble. El público tiene derecho a preguntar quién produce y debe investigar de dónde es la compañía”.

Mauricio Cedeño se ha cansado de hablar con teatros como el Auditorio Charles Chaplin para que exijan papeles que verifiquen que las obras que montan pagan derechos de autor, que son autorizadas.

“Le escribí a un abogado de Disney y le expliqué los casos en México y le dije, ‘entonces, ¿tengo derecho de montar lo que quiera como ellos?’ y me contestó, ‘muchas gracias por la información’”.

“En México sí hay castigos y deben aplicarse. Hace tiempo en Monterrey un tipo montó El Jorobado (de Notre Dame) y estuvo casi nueve años en la cárcel por hacerlo de manera ilegal. Los abogados de Disney son implacables”, explicó Cedeño.

Señaló que hay tres grupos en Guadalajara que aseguran tener los derechos de películas de Disney o personajes de superhéroes, pero no, lo peor es que sus show lo venden a las plazas cobrando 8 mil pesos.

“Desde el precio sabes que no pagan derechos, sería imposible con sólo 8 mil pesos pagar todos los permisos. Una de estas empresas se ha vuelto rica porque sí invierte en vestuario, se ve lindo, pero no paga derechos y eso no deja de ser un robo”, finalizó.

_________________

FRASE

“No es justo para los niños que vean algo tan pobre, ni para los padres pagar un boleto por algo que no tiene la calidad que nosotros traemos de forma original con un nivel totalmente mayor en escenografía, botargas, en toda la producción en sí”
Mauricio Cedeño, productor

“Incluso en teatros del gobierno se presentan obras sin pagar derechos y esto es increíble. El público tiene derecho a preguntar quién produce y debe investigar de dónde es la compañía”
Alejandro Gou, productor

Sabías que…

  • Los dueños de la obra piden del 10 al 20 por ciento de la taquilla bruta por derechos de autor
  • De cada boleto, en caso de un musical, de cada 200 pesos, 60 son para pagar regalías de músicos, arreglistas y dramaturgos

JJ/I