INICIO > OPINION
A-  | A  | A+

La responsabilidad de los niños

Educad al niño y no será necesario castigar al hombre

Pitágoras

Una realidad es que muchas niñas y niños cotidianamente viven actos de maltrato y abandono por parte de sus padres, e incluso por el Estado, por lo que es indispensable promover que los derechos de ellas y ellos se conozcan y ejerzan día con día a plenitud, pero también estamos convencidos de que podemos y debemos aspirar y coadyuvar a que nuestros nuestras niñas y niños se conviertan en ciudadanas y ciudadanos responsables, honestos, solidarios, ejemplares y que a su vez contribuyan a que se respeten y ejerzan todos los derechos humanos, a mejorar la sociedad y a proteger la naturaleza.

Por ello es que surge la propuesta de que legal y culturalmente se reconozcan las responsabilidades de las y los niños; ello pretende cumplir el propósito de promover y estimular en ellas y ellos el desarrollo de principios, valores, actitudes y conductas de responsabilidad y solidaridad.

Entendemos, entonces, que las madres y los padres de familia, las y los maestros, y las y los familiares mayores deberíamos promover y estimular que las y los menores paulatinamente y en la medida de su edad, posibilidades y condiciones practiquen regularmente y sin excusas las siguientes actitudes y comportamientos:

  • . Respetar sin distinciones a todas las personas.
  • . Colaborar con los adultos mayores, personas con discapacidad, mujeres embarazadas y con otros niñas y niños más pequeños que ellas y ellos.
  • . Realizar sus actividades de autocuidado personal.
  • . Colaborar en los quehaceres domésticos.
  • . Asistir puntualmente a sus actividades escolares.
  • . Realizar oportuna y adecuadamente sus tareas escolares.
  • . Manejarse cotidianamente con honestidad.
  • . Cuidar y mantener el buen estado del mobiliario y las pertenencias de su familia, de su escuela y de la infraestructura urbana.
  • . Realizar siempre sus solicitudes con respeto y amabilidad.
  • . Agradecer oportuna y adecuadamente el apoyo y cuidados que les brindan sus padres, familiares, profesores, servidores públicos u otras personas.
  • . Cuidar y proteger las plantas y los árboles.
  • . Separar y depositar la basura adecuadamente en los lugares pertinentes.
  • . Cuidar que no se desperdicie el agua.
  • . Cuidar que no se utilice la luz eléctrica innecesariamente.
  • . Evitar el maltrato a los animales.

Si hoy nosotros practicamos, promovemos y estimulamos consistentemente estas medidas en los menores, estaremos contribuyendo a lograr una sociedad más justa y sin violencia.

red_ciu@yahoo.com.mx

da/i