INICIO > OPINION
A-  | A  | A+

Inversión y más inversión

Amainado el conflicto entre contratistas y gobiernos por la cancelación de las obras del aeropuerto en Texcoco, tras que los dueños y/o representantes de las más grandes empresas con trabajos en proceso estuvieron de acuerdo en no judicializar el caso, queda pendiente determinar las políticas a seguir en materia de inversión privada.

El gobierno más que nadie está interesado en la participación del sector privado en la construcción de infraestructura para la nación vía asociaciones público privada y concesiones, porque no es solamente un gusto sino una necesidad la confluencia de capitales.

Separar el poder político del poder económico, como lo ha planteado el presidente electo, no tiene por qué ser un divorcio sino un cambio en las reglas de convivencia en el que cada sector se quede en su área de influencia, “al César lo que es del César y a Dios lo que es de Dios”.

Por lo pronto, las grandes constructoras afectadas con el NAIM saben que seguirán con nuevas obras con el gobierno y la nueva administración sabe que habrá espacio para ellas y para muchas más, porque el empresariado nacional no es solamente ese puñado de empresas, por grandes que sean.

Lo ha dicho el futuro secretario de Comunicaciones y Transportes, Javier Jiménez Espriú, la intención de la nueva administración es que crezca la participación del sector privado, pues sus inversiones son indispensables para el país.

La proporción de inversión en México durante el sexenio de Enrique Peña Nieto fue de por cada peso del gobierno, 3.5 de la iniciativa privada, porque todos saben que las diferencias con la administración del mexiquense contrajo las inversiones privadas, y ahora la ambiciosa meta es alcanzar una relación de uno a 20. Veremos.

AHORROS

Los mercados mejoran pero para proyectar tranquilidad se requiere conocer el paquete económico, compuesto por los Criterios Generales de Política Económica, la iniciativa de Ley de Ingresos de la Federación y el Presupuesto de Ingresos.

Se sabe se mantendrá el equilibrio financiero, sin mayor endeudamiento y con respeto a la autonomía del Banco de México, lo cual dará certidumbre a los hombres del capital nacional y foráneo.

Las proyecciones privadas se han ajustado a la baja en los últimos meses, se estima para el 2019 un crecimiento de 2 por ciento, una paridad por debajo de los 20 pesos por dólar y una inflación de 3.8 por ciento.

Email: salvadormartinez@visionmx.com

Twitter: @salvador_mtz

JJ/I