INICIO > OPINION
A-  | A  | A+

Quinto Patio

Hoy empieza el sexenio de la refundación alfarista. Una larga lista de cientos de invitados atestiguará la toma de protesta de Enrique Alfaro como nuevo gobernador de Jalisco. La cita es a las 10 horas en el Congreso del Estado. Será una sesión solemne que podrá observarse en pantallas en la Plaza Liberación, a la cual convocó a los ciudadanos el propio Alfaro.

Desde el martes, luego de asistir a la reunión de la Conferencia Nacional de Gobernadores con el presidente Andrés Manuel López Obrador, de quien, dijo, aceptó su petición de que los delegados federales no sean secretarios técnicos de las mesas de seguridad y respeten las leyes de cada estado en la materia, Alfaro anunció que se retiraría a sus aposentos, que diga, a concentrarse en el evento. Recibe un estado con muchos problemas, el más grave, la inseguridad. Ayer asesinaron al director operativo de El Salto, a dos días de que quitaran la vida a seis policías estatales en Autlán. Pésimo preludio del cambio de estafeta.

***

Las prisas por aprobar las leyes que necesitaba el desde hoy gobernador Enrique Alfaro están ocasionando problemas, porque ahora tendrán que parcharlas. Al levantar la voz el Comité de Participación Social y la Fiscalía Anticorrupción, cuando menos el diputado perredista titular de la Comisión de Seguridad y Justicia, Enrique Velázquez, reconoció que tienen que hacerle cambios para que sea más precisa y no se deje a las interpretaciones.

Incluso admitió que fallaron los asesores con estos temas y pues claro que iban a fallar con tanta ley y tantas revisiones que deben hacer, y no les dan tiempo de hacerlo con calma y revisar con lupa todas las propuestas. Incluso diputados del PAN y Movimiento Ciudadano que ayer admitieron que hubiera estado mejor tener más tiempo para consensuar las propuestas, discutirlas y platicarlas, a la larga el tiempo le está dando la razón a Morena de que todo se hizo a quemarropa. ¿Cuántos parches tendrán que aprobar? Pues ya empezaron con la Ley Orgánica del Poder Legislativo.

***

Las golondrinas ya comenzaron a escucharse desde muy temprano, pues hoy es el último día del gobernador Aristóteles Sandoval, quien no sólo deja el cargo, sino que se lo entrega a Enrique Alfaro, de otro partido político, lo que dicen sí duele (¡aaaaay!, se escuchó). Cuando llegó al cargo, Aristóteles marcó como prioridades en su agenda la seguridad y el reordenamiento del transporte público, por lo que ahora podemos apuntárselos también como sus más importantes fracasos.

Además, desde la Contraloría del Estado se comenzaron investigaciones hacia la administración anterior, que encabezó el panista Emilio González Márquez, pero los señalamientos encontraron, una vez que llegaron a la Fiscalía General, perdón y olvido (¿no les recuerda el discurso de alguien?). Total que en el recuento de lo que no salió bien a Sandoval Díaz anotemos los problemas ambientales, los empleos mal pagados y la crisis en el campo, especialmente para productores de leche y maíz. Como estrellita, pa’ que no digan, podemos ponerle la ampliación en la Línea 1 del Tren Ligero y la pavimentación con concreto hidráulico de una buena parte del Periférico.

***

Dos ex presidentes municipales de la Zona Metropolitana de Guadalajara están en puestos importantes del gabinete federal. Uno es el ya sabido ex alcalde de Tlajomulco de Zúñiga Alberto Uribe, quien es cercano al titular de la Secretaría de Relaciones Exteriores, Marcelo Ebrard, y que en el directorio oficial de la Secretaría de Relaciones Exteriores aparece como director general de Coordinación Política, con oficinas en la colonia Centro de la Ciudad de México.

El otro recién incorporado al gabinete federal es el ex presidente municipal de Zapopan Héctor Robles Peiro, quien fue invitado a formar parte de su equipo por el subsecretario de Gobierno de la Secretaría de Gobernación, Zoé Robledo Aburto, de quien es amigo desde su época estudiantil. Robles Peiro renunció al PRI, sin sumarse a otro partido, y pasó a hacerse cargo de la jefatura de oficina de la subsecretaría. Si ve a Uribe o a Robles en la Ciudad de México ya sabe en qué y dónde andan.

qp@ntrguadalajara.com

JJ/i