INICIO > OPINION
A-  | A  | A+

Quinto Patio

La crisis humanitaria en Jalisco, una de cuyas dolorosas expresiones son los miles de desaparecidos, de nuevo aflora con la renuncia del fiscal especializado en personas desaparecidas, José Raúl Rivera Rivera, y lo que eso significa. El funcionario saliente apenas duró casi ocho meses en el cargo, luego de que tras un proceso en el que participaron 16 aspirantes rindió protesta el 16 de abril de este año, a pesar de su nula experiencia en alguna fiscalía. Antes estuvo de interino el fiscal de derechos humanos, Dante Haro, quien entró de emergencia luego de que la primera fiscal, María Teresa Medina Villalobos, tomó posesión a finales de agosto de 2017 y dos meses después se fue por supuestos problemas de salud.

Atrás quedó la presunción que hizo en marzo de 2017 el gobernador Aristóteles Sandoval de que Jalisco sería la pri-me-ra en-ti-dad con una fiscalía especializada. Todo quedó en una presunción inútil, pues las investigaciones, localización de los desaparecidos y castigo a los culpables no llegaron. La ineficiencia e impunidad continúan. Van tres fiscales en menos de año y medio, entre dos titulares y uno interino, mientras Jalisco ha sido sacudido por casos terribles de desapariciones como la de tres italianos en Tecalitlán, los estudiantes de cine, los de La Huerta y los dos tráileres con cadáveres apilados, algunos de desaparecidos. De nuevo, las familias quedan en la indefensión.

***

Bueno, pues pareciera que con las fiscalías se les hizo bolas el engrudo. Miren y si no: la especializada en desapariciones está acéfala y sin resultados, como ya anotamos; la Ley Orgánica de la Fiscalía General recién la aprobaron los diputados y será parchada ante tantas omisiones; uno de tales yerros es que a la fiscalía anticorrupción los legisladores locales, tan prestos para hacerlo al vapor, le quitaron la autonomía presupuestal y otras cosillas, sin hacer caso a los compromisos con el Comité de Participación Social.

Y en el caso de la Fiscalía de Derechos Humanos, su (¿todavía? ¿Ya renunció también?) titular, Dante Haro, anda por otros rumbos dado que es uno de los cuatro aspirantes a la titularidad de la Defensoría de los Derechos Universitarios en la Universidad de Guadalajara. O sea, saque sus propias inferencias acerca de qué sucede con las fiscalías, de las que oficialmente no existe ningún comunicado de la Fiscalía General del Estado que informe de su situación, por lo menos para saber cómo arranca el fiscal Gerardo Octavio Solís Gómez.

***

Estamos por volvernos esquizofrénicos. Ya no sabemos si lo que vemos u oímos es real o si la realidad no es lo que vemos u oímos, o quién sabe, porque por un lado está el gabinete estatal de seguridad del gobernador Enrique Alfaro; por el otro la mesa que coordina el delegado federal Carlos Lomelí, y ayer Claudia Delgadillo, como coordinadora metropolitana, realizó sus propios trabajos la Mesa de Coordinación Territorial para la Construcción de la Paz Región Guadalajara, con la participación de representantes del Ejército y la Policía Federal.

Eso sí, la exdiputada local Claudia Delgadillo lo anunció con sus propios hashtag (#GuadalajaraEsSuGente #JuntosHacemosHistoria #4taTransfornación) y con copia a cuatro cuentas: @AlfonsoDurazo @lopezobrador_ @DrCarlosLomeli @M_OlgaSCordero. ¿Les resultará difícil coordinarse entre los funcionarios federales y los estatales para atender con resultados positivos lo que es el mayor problema de Jalisco, la seguridad pública? ¿Acaso permitirán que el ciudadano común también se vuelva esquizofrénico? ¿O la inseguridad es tal que pronto todos seremos esquizofrénicos? ¡Urgen más psiquiatras!

*** 

Si AMLO se deshizo del avionzote presidencial, Alfaro hizo lo propio con el helicóptero que despegaba desde Casa Jalisco para no cruzarse con la chusma, que diga, para trasladar al gobernador en turno. La aeronave se entregó a la Secretaría de Salud para atender a los jaliscienses de la hermana república del norte de la entidad.

Que ayer fue el último día en que los vecinos de la zona (allá por el rumbo de los fraccionamientos Lomas de Guevara, Ladrón de Guevara, Monraz, Terranova y Prados Providencia) tendrán que taparse los oídos cuando aterrice el helicóptero personal del gobernador.

qp@ntrguadalajara.com

da/i