INICIO > OPINION
A-  | A  | A+

Trump abre oportunidades

Resulta curioso observar que las atropelladas acciones de Donald Tump pudieran traer beneficios comerciales a México, pero así puede suceder.

Estados Unidos aumentó hace casi cinco meses los aranceles a los productos chinos de importación 10 por ciento y una semana después, China hizo lo mismo con los productos estadounidenses, transacciones que en conjunto representan 260 mil millones de dólares.

Esto significa que los productos que EU dejará de comprar a China podrían ser cubiertos por artículos mexicanos, con un aumento en las ventas al vecino del norte hasta de 5.9 por ciento, equivalentes a 27 mil millones de dólares.

La Conferencia de las Naciones Unidas sobre Comercio y Desarrollo (UNCTAD, por sus siglas en inglés), realizó un estudio en ese sentido que estima que también la compra de China de productos estadounidenses tendría que ser cubierta con adquisiciones de otras naciones, entre las que se encuentra México.

Estos efectos de la guerra comercial Estados Unidos-China podrían estimular muy satisfactoriamente la economía mexicana ávida de impulsar las exportaciones ante el riesgo de un descenso del 2 por ciento para el 2019, como consecuencia de una atonía global, provocada  por el menor crecimiento de Estados Unidos.

Esperemos que las proyecciones de la UNCTAD sean una completa realidad y se evite la caída en nuestras ventas al exterior.

AHORROS

Por lo que se ve, el gobierno del presidente López Obrador está decidido a rescatar Pemex, sumido en la banca rota virtual, la corrupción,  la improductividad y una deuda, que se antoja impagable.

Sin embargo, Pemex, ahora denominada Empresa Productiva del Estado, tiene un alto potencial, el petróleo sigue siendo el oro negro que mueve al mundo, por lo que el neoliberalismo buscaba entregarlo a las trasnacionales.

La decisión de disminuir la carga fiscal a Pemex mucho ayudará a solventar su crisis, pero no es la única medida requerida; sin un combate efectivo a la corrupción, que erradique casi de golpe las multimillonarias fugas, los esfuerzos serán en balde.

La correcta administración es la mayor responsabilidad que tiene ante sí, Octavio Romero Oropeza, bajo cuyos hombros pesa la gran responsabilidad de salvar a la empresa tan vulnerada en las últimas décadas.

No hay mucho tiempo para Pemex, ni tampoco para México. Vamos a contrarreloj.

Email: salvadormartinez@visionmx.com

Twitter:  @salvador_mtz

JJ/I