INICIO > OPINION
A-  | A  | A+

177 años de Miss Clerke

Problems in Astrophysics de Agnes Clerke fue, desde su punto de vista, aunque quizás no en la posteridad, su mayor logro. Había pasado muchos años en ello frente a la enfermedad y la depresión [...] Su dedicado motivo para escribirlo fue, uno supone, poner su conocimiento enciclopédico de la astronomía, y su apreciación de la misma, al servicio de los astrónomos activos.  

Mary T. Brück, Agnes Mary Clerke & the Rise of Astrophysics, Cambridge University Press, Cambridge UK (2002), pp. 162-163   

Es una feliz coincidencia que en vísperas del Día Internacional de las Mujeres y las Niñas en la Ciencia (11 de febrero), auspiciado por la ONU en la resolución A/RES/70/212 de su Asamblea General del 22 de diciembre de 2015, sea el aniversario del natalicio -el 10 de febrero de 1842- en Skibbereen, Co. Cork, Irlanda, de la erudita escritora e historiadora de la ciencia Agnes Mary Clerke, quien educada en casa junto con sus hermanos, pronto mostró un profundo interés en la astronomía, enriquecido por el uso del telescopio de cuatro pulgadas y la surtida biblioteca de su padre, quien graduado del célebre Trinity College de Dublín, se desempeñó como administrador bancario y funcionario de juzgado, según consigna su biógrafa Mary T. Brück en la entrada correspondiente de la Biographical Encyclopedia of Astronomers (Springer, 2014).

Pensemos en la situación de las mujeres en el Imperio Británico decimonónico, así que la quinceañera Agnes Mary escribiera una historia de la astronomía, que sería germen de uno de sus libros más populares: A Popular History of Astronomy during the Nineteenth Century (Londres, 1885), fue todo un hito que refrendado por su muy productiva carrera en la que además contribuyó con biografías de gente de ciencia para la Encyclopaedia Britannica, artículos y reseñas en la erudita Edinburgh Review, actividad por la cual fue reconocida por la Royal Institution en 1892 y la Royal Astronomical Society que la recibió como miembro honorario en 1903.

En México tenemos el orgullo de que el primer astrónomo profesional con doctorado fue la turco-mexicana Paris Pishmish; tristemente la comunidad de la UdeG no eligió una Rectora General.

dalba@udgserv.cencar.udg.mx

da/i